• Inicio »
  • SOCIEDAD »
  • Los Centros sacan a licitación la sensorización científica y divulgativa del Museo Atlántico
Los Centros sacan a licitación la sensorización científica y divulgativa del Museo Atlántico

Los Centros sacan a licitación la sensorización científica y divulgativa del Museo Atlántico

Con un importe superior a doscientos cincuenta mil euros, este proyecto, que cuenta con la colaboración de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, facilitará la medición de distintas variables que contribuirán a estudiar el impacto de la acción humana sobre los ecosistemas costeros

Este observatorio contribuirá, además, a entender el clima y el funcionamiento de los ecosistemas marinos; a aumentar la seguridad en el mar; a difundir el valor patrimonial de la zona y a mejorar la conservación y la sostenibilidad del Museo Atlántico

Lanzarote, 21 de febrero de 2019.- Los Centros de Arte, Cultura y Turismo han sacado a licitación el proyecto de sensorización científica y divulgativa del Museo Atlántico, un proyecto pionero de observación marítima que cuenta con la colaboración de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que tiene el objetivo de facilitar la medición de distintas variables ligadas a los ecosistemas costeros que contribuirán a valorar el impacto de la acción humana sobre los océanos. Este Observatorio costero contribuirá, además, a entender el clima y el funcionamiento de los distintos ecosistemas presentes en el medio marino; a aumentar la seguridad en el mar; a difundir el valor patrimonial de la zona y a mejorar la conservación y la sostenibilidad del Museo Atlántico para propiciar nuevas iniciativas, proyectos de investigación y acciones científicas.

Con un presupuesto superior a doscientos cincuenta mil euros, el observatorio marino del Museo Atlántico aportará, además, elementos adicionales de visibilidad y valor añadido a las actividades turísticas relacionadas con el medio ambiente que servirán de punto de tracción para el ecoturismo en Canarias.

El sistema de observación que se desplegará en el Museo Atlántico, que se sustenta en un informe técnico elaborado por el equipo que lidera la profesora titular de Oceanografía Química de la Facultad de Ciencias del Mar de la ULPGC, dará respuesta a valores relacionados con la meteorología, la oceanografía y la biogeoquímica marina. Para ello, se servirá de tres puntos de observación, uno de fondeo principal, que dará soporte a la estación meteorológica y a la sensórica submarina; un fondeo secundario, que sustentará el sistema de observación submarina de imagen y sonido, y una boya móvil, que servirá de soporte a una sonda multiparamétrica y a una cámara submarina.

Los resultados que arroje la monitorización de esos puntos de medición contribuirán a una mejor comprensión de los ecosistemas litorales de Canarias y proporcionarán información para su conservación, uso y gestión sostenible. Al mismo tiempo, serán de gran valor para entender el efecto que tienen los procesos antropogénicos en el ámbito local, en particular, aquellos ocasionados por el cambio climático y la contaminación. La información generada se integrará en programas de observación de mayor escala en el ámbito regional y, en general, en la observación del Atlántico.

El presidente del Consejo de Administración de los Centros, Echedey Eugenio, valora que “proyectos de investigación de esta dimensión demuestran que el Museo Atlántico se ha convertido en un vector fundamental para la proyección de valores asociados a la sostenibilidad del medio marino”.

Sobre el observatorio

Los océanos son todavía muy poco conocidos: apenas el 5% de su superficie se observa de forma exhaustiva. Las zonas costeras, en particular, son puntos críticos por su biodiversidad, su relevancia económica o social. Por ello, han de ser estudiadas con particular atención, integrando las diversas observaciones que se puedan realizar en las mismas, mediante diseño de estrategias de observación inteligentes, sostenibles y multipropósito.

La observación del medio ha de llevarse a cabo mediante una serie de criterios que permitan que las variables medidas y los datos generados puedan ser utilizados de forma eficiente, sirviendo a distintos objetivos. El volumen de datos observados, su diversidad o frecuencia espacial y temporal está incrementándose a medida que se produce un mayor desarrollo tecnológico de los sensores, disminuyendo su coste, tamaño o necesidad energética.

El observatorio del Museo Atlántico cumplirá con los principios FAIR (del inglés, Findable, Accessible, Interoperable, and Reusable – encontrable, accesible, interoperable y reutilizable-). Debe ser Encontrable, porque cada dato o metadato ha de ser detectable a través de portales, catálogos y motores de búsqueda; Accesible, porque debe ser gratuito y sin restricciones y garantizar un intercambio completo y abierto de datos, metadatos y productos; Interoperable, ya que las observaciones deben proporcionarse con un conjunto mínimo de metadatos que permita su trazabilidad y Reutilizable, lo que implica el establecimiento de procedimientos de control de calidad para proporcionar conjuntos de datos independientes de la plataforma o el método que se utilizó para su generación.

El anuncio de publicación de los pliegos de licitación de este proyecto puede consultarse en https://goo.gl/8f911m.

El proyecto de sensorización del Museo Atlántico cuenta con un presupuesto de 254.535 igic incluido, procedentes del Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN), que se gestiona desde la Unidad de Planificación y Coordinación de proyectos del Cabildo de Lanzarote que coordina Saray Rodríguez.