Archivos para gobernar el mundo desde Teguise

Archivos para gobernar el mundo desde Teguise

El Ayuntamiento de Teguise y el Gobierno de Canarias, en colaboración con UNED Lanzarote, organizan las terceras jornadas de Archivos de Teguise, que llevan por título Archivos para gobernar el mundo, cuyo objetivo es dar a conocer la relevancia de la escritura, los documentos y los archivos en aquel mundo que, en los albores de la Edad Moderna se expandía sin precedentes en la Historia, momento que coincide con la conquista de Canarias y la expansión atlántica, y en el que comienzan a configurarse los archivos tal y como los conocemos hoy.
A través del estudio de la escritura y de varios archivos fundamentales se pretende dar a conocer cómo se fraguó aquel nuevo mundo. Y, además, dado que aquellos viejos papeles que se ordenaron y guardaron con el celo suficiente, se han convertido en un rico patrimonio documental y fuentes de la investigación histórica, cabe preguntarse cuál es el futuro de esos centros de archivos en los que se custodian, a lo que se procura dar una
respuesta en la última sesión de estas jornadas.
En los siglos XV y XVI ya se plantearon dilemas acerca de cómo gobernar un mundo en constante expansión geográfica, que alejaba a la población de los foros de gobierno. Sin duda, los avances técnicos contribuyeron a posibilitarlo, así como las mejoras en técnicas de construcción naval o la navegación marítima, que facilitaron las comunicaciones. Pero para el ejercicio del poder y la transmisión del mismo, así como para el control de la población, había un instrumento fundamental: la escritura y los documentos en los que se plasmaba.
Tanto es así, que llegó a decirse que “sin las escrituras, no hay noticia que convenía para la buena dirección de las cosas presentes”. Era, por tanto, necesario tener información precisa y puntual de lo que ocurría en cualquier punto cardinal de los imperios crecientes para poder gobernarlos con diligencia y, para posibilitar esta labor, se volvía una obligación la guarda y control de las escrituras en las que se recogía cualquier información necesaria, dando lugar así a unos archivos que se situaban en el eje central de las acciones de gobierno.