• Inicio »
  • EDUCACIÓN »
  • Comienza en el CEIP de Argana la campaña de concienciación escolar a través del Teatro Foro‘Bullying 1, 2, 3 Acción’
Comienza en el CEIP de Argana la campaña de concienciación escolar a través del Teatro Foro‘Bullying 1, 2, 3 Acción’

Comienza en el CEIP de Argana la campaña de concienciación escolar a través del Teatro Foro‘Bullying 1, 2, 3 Acción’

La iniciativa, organizada por el área de Educación del Cabildo de Lanzarote en colaboración con la Obra Social ‘La Caixa’, también llegará a otros 18 centros educativos de la isla

El alumnado de 6º de Primaria del Centro de Educación de Infantil y Primaria (CEIP) de Argana en Arrecife ha asistido hoy al Teatro Foro denominado ‘Bullying 1, 2, 3 Acción’, un proyecto que pretende sensibilizar a los estudiantes acerca de la violencia y el acoso en las aulas.

La iniciativa, que ha sido impulsada por el área de Educación del Cabildo de Lanzarote, a través de la Mesa de Infantil y Primaria en la que están representados todos los centros educativos de la isla, cuenta con lacolaboración de la Obra Social ‘La Caixa’ y la Asociación cultural y artística Actúa7.

El acto contó con la presencia de la consejera insular de Educación, Carmen Rosa Márquez y el representante de la Obra Social ‘La Caixa’ y director de Área de Negocio de Caixabank de Lanzarote y Fuerteventura, Antonio Armas. Ambos coincidieron en destacar que el Teatro-Foro ‘Bullying 1, 2, 3 Acción’ es un “proyecto innovador de intervención educativa, en el que tomando como herramienta básica la representación teatral se previenen situaciones de acoso escolar en las comunidades educativas”. A través del teatro-foro, el alumnado tiene la oportunidad de interactuar y de modificar, en cualquier momento, la escena que se representa, aportando su punto de vista acerca del conflicto planteado. 

Gracias a esta metodología”, señaló la consejera del área de Educación, Carmen Rosa Márquez, “se fomenta la actitud crítica entre los estudiantes, que permitirá favorecer la resolución del problema de una manera pacífica”. “En definitiva”, añade Márquez, “se trata de incorporar a las aulas una nueva herramienta de trabajo que ayude al alumnado a tranformarse de simples espectadores a protagonistas de la acción”.

Este proyecto, que se llevará a cabo durante este curso escolar en 18 centros escolares más de todos los municipios de la Isla, pretende concienciar a los estudiantes y que se involucren en una realidad que, desgraciadamente, viven muchos niños y niñas, con un claro fin de fomentar la capacidad de empatía con las víctimas que sufren este tipo de acoso y resaltar valores como la igualdad, el respeto y la tolerancia.

Asimismo, se pretende estimular a la población juvenil a actuar apropiadamente y desprenderse de prejuicios y estereotipos que conllevan al rechazo de los compañeros y así, poder conseguir que no haya risas ni silencio cuando un alumno sufre acoso en el colegio. Desde el convencimiento de que la violencia es una conducta aprendida que puede modificarse, las propuestas educativas tienen como finalidad la de contribuir a la construcción cotidiana de un espacio común sin violencia, un problema que nos afecta a todos.

El acoso escolar en cifras

El término de origen inglés, Bullying (intimidación) se emplea para hacer referencia a aquellas situaciones en las que uno o varios alumnos acosan o intimidan a otro a través de insultos, vejaciones, rumores, motes, agresiones físicas, amenazas y todo aquello que vaya encaminado a menospreciarlo y faltarle al respeto. 

Los datos obtenidos en las investigaciones en España afirman que en torno al 30-40% del alumnado manifiesta que alguna vez se ha visto envuelto en situaciones de maltrato, bien como agresor/a o maltratado/a. Además, existe una clara preponderancia de la actitud pasiva, siendo adoptada por un 63% del alumnado. Solo un 17% defiende a la víctima y un preocupante 20% refuerza el acoso.

Ante estos datos”, recalcó la consejera de Educación, “se requiere una multitud de esfuerzos desde distintos ámbitos para mejorar la convivencia en las aulas y erradicar la violencia”. “Es por ello, que se hace absolutamente necesario incluir en el proyecto curricular de los centros educativos acciones que permitan prevenir los comportamientos violentos”, concluyó.