• Inicio »
  • SOCIEDAD »
  • El arquitecto Fernando Menis, único español invitado a participar con obra propia en el primer pabellón de Marruecos en la Bienal de Venecia de Arquitectura
El arquitecto Fernando Menis, único español invitado a participar con obra propia en el primer pabellón de Marruecos en la Bienal de Venecia de Arquitectura

El arquitecto Fernando Menis, único español invitado a participar con obra propia en el primer pabellón de Marruecos en la Bienal de Venecia de Arquitectura

En este 2014 será la novena ocasión en la que el arquitecto canario FERNANDO MENIS esté presente con su obra en la bienal de Venecia, desde que en 2002 acudió con la obra MAGMA hasta la actualidad.  A lo largo de estos años Menis ha formado parte de las grandes exposiciones del Arsenale y también ha participado además de en el Pabellón de España, en los pabellones de otros países, como Alemania (con la piscina del río Spree de Berlín)o Taiwan, con las casas del proyecto NEXT-GENE. Ahora, el arquitecto canario es el único español invitado a participar en el primer pabellón que Marruecos instalará en la Bienal de Venecia (que cumple su decimocuarta edición).

Menis participará en este encuentro internacional de arquitectura con su obra Hatching, el origen de una ciudad, que se presentará este jueves, 5 de junio, mediante una maqueta física (con las dimensiones de 1m. x 1m. x 1m.). El arquitecto ha manifestado su agradecimiento a Marruecos por haberlo invitado a participar en el pabellón de un país tan cercano a Canarias y con tan comunes reflexiones que realizar sobre el paisaje. La presencia de la obra cuenta con la colaboración de Canarias Cultura en Red, Turismo de Tenerife, Cabildo de Tenerife, Dirección General de Relaciones con África del Gobierno de Canarias, Caixa Bank, Zumtobel, Foamglas, Cemex y Assaabloy.

Fernando Menis explica su proyecto Hatching con las siguientes palabras: La idea de Hatching es una máquina capaz de producir vida en condiciones adversas como las del desierto del Sáhara a través de procesos y energías naturales: la captura de los vientos alisios a grandes altitudes, la condensación de agua de las nubes, protección de los vientos cálidos en las partes inferiores, protección contra el sol y creación de la frescura interior”.

A través de estos elementos se genera un microclima que hace posible la vida. Añade Menis, que ”un proyecto así podría mejorar las condiciones de vida de todos los habitantes del desierto del Sáhara y de otras zonas desérticas del planeta sin consumir energía y aprovechando toda la naturaleza que esos lugares tienen a su alrededor. También es aplicable a zonas de las Islas Canarias como los sures de Tenerife y Gran Canaria y las islas de Fuerteventura y Lanzarote”.

Hacia una nueva ciudad natural

El objetivo de este proyecto es explorar maneras de crear un ambiente que fomenta y sostiene la vida en el interior de la ciudad ideada en Hatching, remontándose a los fundamentos de la vida, ofreciendo lo que la vida en la tierra necesitaba, necesita y necesitará. Mediante el uso y la potenciación de las fuerzas de la naturaleza, un espacio inhabitable se convertirá en un oasis y generará un hábitat atemporal con las condiciones ideales para la vida.

Usando las fuerzas de la naturaleza como las herramientas de diseño para originar un microclima habitable en el desierto, la estructura de la «ciudad ideal» fue repensada desde una perspectiva totalmente diferente. El proyecto se desarrolla naturalmente, ya que es la naturaleza quien le da forma.

Al tomar las dimensiones del marco cúbico 1 km. x 1 km. x 1km., surgen posibilidades de explorar las cualidades únicas de las fuerzas de la naturaleza en tal volumen para crear un microclima, invitando a la vida en el medio ambiente inhóspito. La abundancia de sol del desierto y los vientos del Océano Atlántico en grandes altitudes constituirán las principales fuentes de energía y proporcionarán los fundamentos para crear un ambiente habitable, de energía cero.

La ventilación natural y la humedad se obtendrán a partir de la captura de los vientos alisios frescos y húmedos del Océano Atlántico. Los vientos del norte erosionan la estructura, haciendo la cara norte más porosa, permitiendo que los vientos húmedos entren y formen densas nubes en el interior. La estructura porosa presente filtra y extrae la humedad de las nubes. La base aislada también funciona como protección de los vientos cálidos inferiores.

Por su parte, el lado sur proporcionará refugio contra el sol. Los numerosos pequeños poros y grandes aberturas penetran a través de las periferias de la estructura. Estas son las entradas y salidas para el complejo sistema de canales y cámaras a través del cual los vientos pueden soplar, proporcionando frescura y ventilación en el interior.

Un ambiente atemporal artificial definido por reglas naturales, funcionando como un nido donde la vida puede originarse; un oasis en tres dimensiones en el desierto que ejemplifica el replanteamiento del hábitat sostenible. El objetivo es, en el primer paso de muchos, crear el fundamento para invitar a la vida en el desierto y la posibilidad para la intervención humana –  la ciudad.