El Cabildo de Lanzarote escucha las demandas de los jóvenes contra el cambio climático

El Cabildo de Lanzarote escucha las demandas de los jóvenes contra el cambio climático

El vicepresidente del Cabildo Insular de Lanzarote, Jacobo Medina y la consejera de Energía, Ariagona González, escucharon la mañana del viernes las peticiones de los más de doscientos jóvenes que se manifestaron contra el cambio climático frente al Cabildo.

Los jóvenes, tras concentrarse en el Puente de Las Bolas de Arrecife, hicieron un recorrido hasta la institución Insular donde reclamaban a través de pancartas medidas urgentes por parte de los políticos para frenar el cambio climático.

Las nuevas generaciones nos están dando una lección de compromiso personal y social, y la fuerza de su juventud debe servirnos de ejemplo a aquellos que tenemos responsabilidades públicas para poner en marcha todos los mecanismos y acciones que contribuyan a frenar el cambio climático y favorecer el cuidado y la salud de nuestro planeta, de la casa común de todos”, señaló el vicepresidente del Cabildo, Jacobo Medina.

Por su parte, la consejera de Energía, Ariagona González, alabó que “los jóvenes promuevan esta iniciativa y sean los que nos dicen cómo debemos actuar para no seguir destruyendo el planeta, el mundo les pertenece a ellos y a ellas y es nuestra obligación ser una generación solidaria. Desde el Cabildo ya hemos declarado la situación de emergencia climática en la Isla, además desde la consejería de Energía y Consorcio del Agua trabajamos con la instalación de placas fotovoltaicas de autoconsumo y para los que quieran a adherirse a ellasademás de promover campañas de concienciación”.

Los estudiantes leyeron frente al cabildo una carta con peticiones concretas para que los políticos y empresarios actúen de inmediato.

“El clima y el planeta nos incumbe a todos, exigimos a los políticos y a los empresarios que tomen medidas urgentes, pero nosotros también tenemos que actuar en consecuencia. La primera acción es, en la manifestación y cada día de nuestras vidas, no generar residuos o, al menos, intentarlo”, citaba el manifiesto.