El Playa Blanca deja el Trofeo Apertura de 5 Metros en casa

El Playa Blanca deja el Trofeo Apertura de 5 Metros en casa

Pese a que en un comienzo iban a ser trece las embarcaciones que tomaran la salida en este arranque de temporada para los barquillos de 5 metros, finalmente fueron once los que saltaron al agua y disfrutaron del Trofeo Apertura de Lanzarote y primera prueba puntuable para la Copa Federación.

La regata, desde el comienzo, contó con un viento estable del norte que preveía una jornada apacible y sin sobresaltos, con dos barcos, el Playa Blanca de Yoni Umpierrez y el Isidoro y Manuela – Pizzería Di Napoli de José Pascual, que tomaron la iniciativa desde el primer momento.

El campo de regatas, marcado por un barlovento – sotavento que debían hacer tres veces, hasta terminar cerca de los espigones de Playa Dorada. Poco a poco, esa tranquilidad que parecían tener los líderes destacados se fue diluyendo cuando en el segundo paso de la boya de sotavento, el viento desapareció y empezó a hacer estragos. El Furia 1, que acechaba desde una cómoda lejanía les encimó e incluso adelantó, aprovechando las corrientes marinas, más que el viento, mientras muchas embarcaciones empezaban a girar sobre si mismas cual agujas de una brújula buscando el norte.

El viento volvió a hacer acto de presencia, pero la lucha ya no era entre sureños y majoreros, sino el clásico “Chocolate” peleaba para defender la primera posición. Algunas embarcaciones iban retirándose por problemas y otras aguantaban como podía, después de haber pasado de 18 nudos a 0 y después a casi 20, en cuestión de segundos.

La pelea por los puestos de arriba se mantuvo, mientras el comité se vio obligado a reducir el campo de regatas, ante la amenaza más que probable de que el viento volviera a erigirse protagonista. Y así fue. El barco patroneado por Matías Garcías, el Furia I, enfilaba la recta de meta tras el paso por la última boya, seguido del Isidoro y Manuela 3 – Pizzería Di Napoli y el Playa Blanca, pero el viento guardaba una nueva sorpresa. De repente el Furia I se para, el Isidoro y Manuela, también y el Playa Blanca, que tiró por el camino de enmedio, siguió navegando hasta darles alcance. Una vez a la par del líder, volvía de nuevo a hacer acto de presencia, pero ya era tarde, el Playa Blanca mantuvo la cabeza de regata y se alzó, por escasos segundos, con el Trofeo Apertura, seguido del Furia I y del Isidoro y Manuela.