• Inicio »
  • CULTURA »
  • La nueva Residencia de Mayores de Alto Requerimiento del Cabildo de Lanzarote será un sitio “cálido y amable” con todas las prestaciones y servicios y espacios acogedores para los usuarios y familiares
La nueva Residencia de Mayores de Alto Requerimiento del Cabildo de Lanzarote será un sitio “cálido y amable” con todas las prestaciones y servicios y espacios acogedores para los usuarios y familiares

La nueva Residencia de Mayores de Alto Requerimiento del Cabildo de Lanzarote será un sitio “cálido y amable” con todas las prestaciones y servicios y espacios acogedores para los usuarios y familiares

La residencia de mayores de alto requerimiento que el Cabildo de Lanzarote acaba de adjudicar a la UTE Residenza por cerca de 19 millones de euros, podría comenzar a construirse sobre el mes de julio, una vez se formalice en los próximos días el contrato con la empresa y se redacte por parte de la empresa adjudicataria el proyecto técnico de construcción. La obra se estima en unos 24 meses, aproximadamente.

Todo lo que se haga en materia sociosanitaria es poco”, afirmó el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés (CC), durante la rueda de prensa ofrecida este miércoles para dar a conocer junto a la consejera de Bienestar Social de la Institución, Maite Corujo (PP), y los representantes de la UTE adjudicataria algunos detalles del proyecto. Durante el acto estuvieron presentes el gerente de la UTE Residenza y presidente de la empresa COSVIM, Michele Lapadula, y el ingeniero industrial, Federico Acosta Galván, quienes ofrecieron algunos detalles sobre el diseño arquitectónico de este nuevo centro sociosanitario.

Éste fue calificado por Pedro San Ginés de ser “el proyecto de legislatura más importante en materia sociosanitaria” y de “dar un salto importante, que no el único que se va a dar en este sentido”, en alusión a la disposición de nuevo suelo que próximamente se aprobará por parte del Gobierno insular para seguir dotando a Lanzarote y a La Graciosa de las plazas y medios necesarios “para atender esta demanda de infraestructuras y servicios sociosanitarios en la isla para personas mayores dependientes con altos requerimientos sanitarios que requieren de una atención permanente de enfermería y de medicina, además de atención social”.

El presidente recordó que el Centro Sociosanitario para Mayores y Centro de Día estará ubicado en Tahíche, en el municipio de Teguise, en la zona denominada de Los Calderones(concretamente en una parcela situada en la calle Arcipreste de Hita) y tendrá capacidad para un total de 180 plazas, 130 residenciales de alto requerimiento y 50 de centro de día.

Se pretende que sea un edificio cálido y amable con el usuario en el que los residentes se sientan un poco como en su casa o lo más parecido. Con espacios además donde los mayores y sus familias puedan pasar tiempo juntos en ambientes acogedores”, apuntó.

Contará con zonas comunes abiertas e iluminadas de forma natural, con accesibilidad integral, autonomía física, jardines terapéuticos, patios interiores y zonas ajardinadas y terrazas cubiertas, en el que se establezca además una relación e influencia sobre el estado de ánimo, las capacidad funcionales o la interacción social de las personas mayores residentes en estos alojamientos a través del diseño del espacio, los colores y la cantidad de luz, entre otros aspectos arquitectónicos que se tendrán en cuenta a la hora de la redacción del proyecto y construcción de la residencia y centro de día.

El centro de mayores contará con unidades convencionales para unos 16 a 18 usuarios, desarrolladas en una planta, en edificios independientes entre sí e interconectadas con el edificio principal. Las habitaciones estarán dotadas con baño propio y camas supletorias para uso de los familiares cuando decidan permanecer en la habitación acompañando a la persona residente.

El presidente se congratuló además de las mejoras incorporadas al contrato, como por ejemplo, “la utilización de energías fotovoltaicas, la dotación de grúas y arneses en el 100% de las habitaciones, con todos los elementos necesarios para su correcto funcionamiento, de forma que se garantice las necesidades de todo tipo de usuarios; la dotación también de cámaras de vigilancia, igualmente en todas las habitaciones con zona de control de las unidades convencionales así como de las zonas generales de enfermería; dotación de vehículo adicional; y aumento en los ratios de personal establecido en el pliego”.

San Ginés recordó que de los 19 millones de euros, importe por el cuál se ha adjudicado a dicha UTE, con un plazo de 28 años, la redacción del proyecto, construcción de la residencia y centro de día y explotación del servicio, el Gobierno de Canarias aportará 10 millones de euros a través del II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias de Canarias. A este respecto, agradeció una vez más al Gobierno de Canarias, y en concreto al presidente regional, Fernando Clavijo, que “el Gobierno autonómico haya atendido nuevamente esta importante demanda de la isla de Lanzarote”.

Por su parte, la consejera de Bienestar Social del Cabildo de Lanzarote, Maite Corujo, reiteró sus agradecimientos al equipo de la Consejería por “superar todas las dificultades” y los procesos adminsitrativos y burocráticos suscitados en la tramitación de este nuevo centro, para “pintar un proyecto de acuerdo a las necesidades de la isla, en un edificio amable en el que puedan convivir diferentes realidades y en el que se busca mejorar la calidad de vida integral de la persona, teniendo en cuenta sus preferencias, gustos y sus ritmos en la vida cotidiana”.

Por último, los representantes de la UTE Residenza detallaron que la Unión Temporal de Empresas está conformada por las entidades Cosvim Fratelo Sole y Otros Residenza, con 35 años de experiencia en el sector de la construcción y dilatada trayectoria en la prestación de este tipo de servicios sociosanitarios de personas mayores que requieren de un alto requerimiento.

En el proyecto edificatorio tendrán en cuenta los valores de Lanzarote y su sintonía con la identidad arquitectónica de la isla, con un «pequeño guiño también a la figura de César Manrique» en su estructura arquitectónica y algunos elementos que se incorporarán al proyecto.

La edificación, según explicó el ingeniero industrial de la UTE, “imitará a un pueblo en el que cada uno de los residentes se sienta como dentro del mismo, con zonas verdes que se situarán dentro del pueblo, en lugar de ubicarse como es habitual en los exteriores del centro, con jardines terapéuticos, con zonas para actividades físicas y psicoterapéuticas, zona de centro de día con varias áreas para darle mayor uso al centro, equipación adecuada para la atención médica, comedores y una piscina terapéutica que simulará a la idea de la de Jameos del Agua, con zona de servicios y aparcamientos en la parte baja”. Destacaron también que el centro será «lo más autosuficiente posible desde el punto de vista energético» con energía fotovoltáica y sistema de geotermia, entre otros, para la climatización de la propia piscina y otras instalaciones.