• Inicio »
  • MEDIO AMBIENTE »
  • Las autorizaciones para la tala, trasplante y poda de palmeras en suelo urbano y turístico tendrán que solicitarse en los ayuntamientos
Las autorizaciones para la tala, trasplante y poda de palmeras en suelo urbano y turístico tendrán que solicitarse en los ayuntamientos

Las autorizaciones para la tala, trasplante y poda de palmeras en suelo urbano y turístico tendrán que solicitarse en los ayuntamientos

Las autorizaciones ambientales para la tala, trasplante y poda de palmeras utilizadas en jardinería urbana o turística tendrán que solicitarse en los ayuntamientos, según recoge la resolución publicada por la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Lanzarote en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el pasado 9 de mayo. En el caso de palmeras silvestres o localizadas en suelo rústico la solicitud hay que dirigirla al Cabildo.

La orden hace mención a que los trasplantes, talas o podas de hojas verdes de palmeras canarias (‘Phoenix canarienses’), palmeras datileras (‘Phoenix dactylifera’) y de la variedad ‘Washingtonias spp’ se autorizarán sólo con carácter excepcional y atendiendo a aquellas situaciones en las que exista “riesgo para las personas o sus bienes”.

También requerirá autorización ambiental expresa del Cabildo de Lanzarote las actuaciones ejecutadas por la propia institución, los trasplantes cuando el lugar de destino sea suelo rústico o espacio natural, la utilización de hojas de palmeras para la ornamentación en fiestas u otros eventos y las actividades que afecten a los árboles monumentales catalogados por cualquier instrumento de planeamiento o con algún valor histórico.


Aprovechamiento ganadero y artesano

En cuanto a la utilización de los restos de hojas de palmeras trituradas para el forraje del ganado, la autorización debe ser concedida por el Área de Agricultura y Ganadería del Cabildo previo informe preceptivo y vinculante, en el caso de ser negativo, del Servicio de Medio Ambiente. La podrán solicitar los titulares de explotaciones ganaderas ubicadas dentro de aquellas áreas de protección delimitadas cuando se haya detectado alguna plaga que afecte a las palmeras.

Y en lo que se refiere al aprovechamiento de palmito de ejemplares de palmera canaria para su utilización en la actividad de artesanía por los artesanos autorizados y registrados como tales, la autorización debe partir de la Consejería de Industria, Comercio, Consumo y Energía del Cabildo de Lanzarote, previo informe preceptivo y vinculante, en el caso de ser negativo, del Servicio de Medio Ambiente.