• Inicio »
  • TURISMO »
  • Los Centros y Geoparque Lanzarote y Archipiélago Chinijo refuerzan su apuesta por Los Hervideros y la zona del Charco de los Clicos
Los Centros y Geoparque Lanzarote y Archipiélago Chinijo refuerzan su apuesta por Los Hervideros y la zona del Charco de los Clicos

Los Centros y Geoparque Lanzarote y Archipiélago Chinijo refuerzan su apuesta por Los Hervideros y la zona del Charco de los Clicos

Un acuerdo entre los CACT y este departamento del Cabildo permitirá que “residentes y turistas sólo tengan que centrarse en disfrutar plenamente de la experiencia memorable que garantiza siempre la visita a dos de los parajes con mayor valor ambiental, paisajístico y geológico de la isla

Los Centros de Arte, Cultura y Turismo y Geoparque Lanzarote y Archipiélago Chinijo han suscrito un acuerdo orientado “a poner en mayor valor aún la zona de Los Hervideros y la zona del Charco de los Clicos, dos de los parajes con mayor riqueza paisajística, ambiental y geológica de la isla, inventariados, incluso, en el catálogo de Lugares de Interés Geológico de Lanzarote y Archipiélago Chinijo”, apunta el consejero de los CACT y de Geoparque, Echedey Eugenio. “Un acuerdo”, explica, “que dotará a la zona de personal para que turistas y residentes sólo tengan quecentrarse en disfrutar plenamente de la experiencia memorable que garantiza siempre la visita a Los Hervideros y el Charco de Los Clicos, y que obedece al compromiso que tenemos con la sostenibilidad y el cuidado de nuestro patrimonio natural como herramienta para la promoción de Lanzarote como destino turístico”.

El acuerdo, fruto de un mandato del presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, ha supuesto la incorporación de un operario de mantenimiento e información que, desde el pasado viernes, además, se encarga de prestar servicio de vigilancia en ambas áreas.

Los Hervideros es un gran ejemplo de los procesos erosivos litorales en la línea costera lávica que resultó tras las erupciones acaecidas en Timanfaya entre los años 1730 y 1736.

El Charco de los Clicos, por su parte, es una inmejorable muestra de erupción hidromagmática, referencia internacional, cuya singularidad radica en la tonalidad de los materiales piroclásticos.