• Inicio »
  • LETRAS »
  • Nuria Espert y Lluis Pasqual llevan la palabra de Lorca a los Jameos del Agua
Nuria Espert y Lluis Pasqual llevan la palabra de Lorca a los Jameos del Agua

Nuria Espert y Lluis Pasqual llevan la palabra de Lorca a los Jameos del Agua

El Auditorio de Jameos del Agua acogerá este sábado 11 de mayo un nuevo espectáculo de Nuria Espert y Lluis Pasqual, en el que estas dos grandes figuras de nuestro teatro rescatarán el Romancero gitano del poeta granadino Federico García Lorca.

El texto de la obra se basa en una conferencia que el propio García Lorca, a quien le daba pudor recitar en público, ofreció en 1935. Gracias a la voz, la presencia escénica y la puesta en escena de los dos intérpretes, las palabras del poeta de la Generación del 27 sonarán con toda su belleza y limpieza en un enclave único, creado por el universal César Manrique.

Publicado hace 90 años, Romancero gitano es un poemario visto como un mapa andaluz, en el que se entrelazan lo romano, cristiano, árabe, judío y gitano. “Un libro antipintoresco, antifolklórico, antiflamenco”, como lo calificó el mismo Federico, con una enorme riqueza de imágenes y símbolos en alusión a vida y muerte, pasión y violencia, tierra y firmamento.

Tras el espectáculo, que comenzará a las 20:00 horas, la intérprete Nuria Espert cerrará su actuación con la lectura del poema Lanzarote. Primera estrofa, que Rafael Alberti escribió a “César Manrique, pastor de vientos y volcanes” durante su visita a la isla en 1979.

Impulsada por el Cabildo de Lanzarote a través de los Centros de Arte, Cultura y Turismo (CACT), este acto forma parte de la programación prevista por el centenario del nacimiento del universal César Manrique.

 

“Romancero gitano” de García Lorca

Romancero gitano, obra del poeta granadino, fue publicado en 1928 y está compuesto por 18 romances que abordan la cultura gitana desde la metáfora, los mitos y el simbolismo.

Es punto culminante de la primera etapa estética de Lorca, quien lo definió como su obra “más popular”, “la que indudablemente tiene más unidad y es donde mi rostro poético aparece con personalidad propia, y lo llamo gitano porque el gitano es lo más elevado, lo más profundo, lo más aristocrático de mi país, lo más representativo de su modo y el que guarda el ascua, la sangre y el alfabeto de la verdad andaluza y universal”.

 

“Lanzarote. Primera estrofa” de Rafael Alberti

 

Vuelvo a encontrar mi azul,

mi azul y el viento,

mi resplandor,

la luz indestructible

que yo siempre soñé para mi vida.

Aquí están mis rumores,

mis músicas dejadas,

mis palabras primeras mecidas de la espuma,

mi corazón naciendo antes de sus historias,

tranquilo mar, mar pura sin abismos.

Yo quisiera tal vez morir, morirme,

que es vivir más, en andas de este viento,

fortificar su azul, errante, con el hálito

de mi canción no dicha todavía.

Yo fui, yo fui el cantor de tanta transparencia,

y puedo serlo aún, aunque sangrando,

profundamente, vivamente herido,

lleno de tantos muertos que quisieran

revivir en mi voz, acompañándome.

Más no quiero morir, morir aunque lo diga,

porque no muere el mar, aunque se muera.

Mi voz, mi canto, debe acompañaros

más allá de las edades.

He venido a vosotros para hablaros y veros,

arenales y costas sin fin que no conozco,

dunas de lavas negras,

palmares combatidos, hombres solos,

abrazados de mar y de volcanes.

Subterráneo temblor, irrumpiré hacia el cielo.

Siento que va a habitarme el fuego que os habita.