Teguise recoge mil kilos de tapones de plástico con un fin solidario y medioambiental

Teguise recoge mil kilos de tapones de plástico con un fin solidario y medioambiental

La última recolecta de tapones impulsada por la concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Teguise ha concluido con unos resultados que evidencian un reseñable incremento en el compromiso de la ciudadanía con la preservación de la naturaleza. Así lo atestiguan las aproximadamente mil kilos de plástico que se han recogido en las distintas dependencias municipales habilitadas por el Consistorio para llevar a cabo esta labor medioambiental.

Oswaldo Betancort se congratula de que “los vecinos y vecinas de Teguise se hayan desplazado hasta los distintos puntos dispuestos por el municipio para depositar tapones de plástico, volviendo a demostrar su compromiso de lucha contra el cambio climático, un desafío mundial que nos afecta a todos”. “Es de vital importancia que desde la Administración lancemos campañas con el objetivo de incrementar la concienciación sobre la trascendencia que tiene reciclar y reutilizar los residuos”, ha manifestado el alcalde de Teguise.

Por su parte, Isidro Alonso, concejal del área de Medio Ambiente, ha apuntado que “la cantidad de plástico recogida ha sido depositada en el Complejo Ambiental de Zonzamas para su reciclaje”. 

El gran corazón de acero de Nerea

En abril del año pasado de instaló en el CEIP de Costa Teguise un gran corazón de acero forjado por el herrero Moisés Afonso. La obra surgió a partir de una propuesta de la hija de Afonso, Nerea, de siete años, que pidió a su padre que aprovechara su talento para ayudar a las personas que están pasando por una situación difícil. 

De este modo el artista tinerfeño dio forma a un solidario corazón de acero que, bajo el nombre “ConciénciaT”, sirve como depósito de hasta 200 kilos de tapones de plástico. Con el lema “lo más simple es lo más bonito”, este proyecto, que está representado por toda Canarias, se ubicó por primera vez en las puertas de un centro educativo con el objetivo de concienciar a los más pequeños sobre la importancia de preservar la naturaleza.

Las toneladas de plástico recogidas en el gran corazón de Nerea y otras dependencias municipales son gestionadas a través del área de Bienestar Social para que la recaudación se destine a las familias que más lo necesitan.