Una nueva antología visual en Canarias

A_traves_del_espejo-MARTA_ARRAZOLAOcho fotógrafos proponen en el Gran Canaria Espacio Digital, novedosas perspectivas de la creación fotográfica hecha en la isla.

La muestra colectiva Nueva Antología Visual exhibe hasta el 22 de enero las series de Marta Arrazola, Tomás Correa, Angharad Segura, Maryam Alvarado, Santi González, Marcos Cabrera, Héctor Vera y Esther Azpeitia. 

El latido de la última fotografía que se viene realizando en la isla podrá percibirse en la muestra denominada Nueva Antología Visual, que el día 23 de diciembre, será inaugurada en la sede del centro cultural Gran Canaria Espacio Digital, que gestiona el Cabildo grancanario en el barrio capitalino de Schamann.

Ocho fotógrafos integran esta colectiva que formó parte de la oferta de la recientemente celebrada muestra Fotonoviembre de Tenerife, y que aglutina distintos discursos bajo un denominador común, las series fotográficas como forma de desarrollo temático.

Esta muestra recoge los trabajos de una generación de creadores “muy fecunda” que, según explica Pérez Milián, responsable de la misma.

Fotógrafos con nombres propios que trabajan propuestas que van desde la crónica real o imaginaria de la realidad a los mundos surreales y oníricos que se recrean a través de las posibilidades que ofrece la fotografía digital y la edición informática.  

Lozada_y_Canut-HECTOR_VERAEsta estirpe de creadores que transita por tres generaciones y que “comparten instantes de las diferentes maneras de sentir, percibir y expresar a través de una nueva tecnología fotográfica”, como señala el comisario de Nueva Antología Visual, se configuran en buena medida como una facción de renovadores del panorama fotográfico en Canarias.

No son todos, pero constituyen una significada proporción de todos aquellos que hacen posible la transformación del soporte con una nueva perspectiva creadora desde distintos ámbitos profesionales que van desde el diseño gráfico a la videocreación, pasando por las artes plásticas.

En las instantáneas de Marta Arrazola, agrupadas bajo el título A través del espejo y  lo que Alicia encontró allí, como en los libros de Lewis Carroll, la creadora intenta reflejar la perdida de la identidad; reflejar el paso de la infancia al mundo adulto en el que debemos construir sin ayuda nuestra propia identidad.

Por su parte, Tomás Correa, en su serie Cotidiana,  investiga el día a día de una persona con Síndrome de Down, para finalmente preguntarnos si nuestra vida es tan diferente a la de la vida de una persona con esta enfermedad. Su proyecto se complementa con un blog (www.cotidiana.org) en el que se recoge el acontecer doméstico de la protagonista de la historia. 

En la serie El Cuarto, Santi González, nos señala que espacio y tiempo pueden desaparecer hasta mostrarnos una información basada en experiencias almacenadas. Las fotografías digitales pigmentadas de González demuestran que la acción de humanización de la materia, es el reflejo de nuestra sociedad y su huella como testimonio heredado.

Con su serie fotográfica Diosas, Esther Azpeitia intenta representar visualmente los arquetipos y cualidades asociados a las distintas deidades femeninas de distintas culturas, usando como modelos a mujeres de hoy y caracterizándolas de manera iconográfica con elementos de la naturaleza y de la psique correspondientes a las distintas deidades.

El objetivo de Héctor Vera casi siempre apunta a la otra cara, a la cara “B” de la ciudad, ya que su cámara se interesa por los espacios urbanos como tema fotográfico menos admirados, la de los arrabales y las zonas industriales. La otra ciudad que exhibe en su serie es un ejemplo de ello.

Para Maryam Alvarado cada mujer retratada en su serie Identidades representa una identidad, un rol, una emoción, una historia. Las obras tratan de aunar lo conceptual y lo estético para despertar emociones en el espectador. Captar un instante cotidiano, un instante privado, un instante inconsciente… Captar en definitiva el increíble abanico de colores y matices del género femenino que por ello, a lo largo de la historia, ha sido para los artistas una de las principales fuentes de inspiración.

En su propuesta denominada Morf, Marcos Cabrera recrea contraluces y desnudos de formas femeninas dramáticas, que generan a través  de los movimientos un diseño grácil con el que alzar el vuelo hacia una pretendida libertad en el imaginario social.

Finalmente, Angharad Segura, en Murder I shoot construye historias a través de la composición, el color y las formas posicionándose como fotógrafa que acude a las escenas de crímenes o suicidios. 

*Nueva Antología Visual puede visitarse en el Gran Canaria Espacio Digital, de lunes a viernes, de 10.00 a 14.00 horas y  de 17.00 a 21.00 horas.