• Inicio »
  • ACTUALIDAD »
  • Arranca con fuerza la iniciativa ciudadana en Lanzarote: Bienestar Animal y las obligaciones
Arranca con fuerza la iniciativa ciudadana en Lanzarote: Bienestar Animal y las obligaciones

Arranca con fuerza la iniciativa ciudadana en Lanzarote: Bienestar Animal y las obligaciones

Arranca con fuerza la iniciativa ciudadana que informa sobre Bienestar Animal y las obligaciones de las administraciones

Medio centenar de ciudadanos de Lanzarote (particulares, representantes políticos, periodistas y responsables de asociaciones protectoras de animales), acompañados de una veintena de perros, se reunían hace unos días para decir, alto y claro, basta ante la inacción política con el Bienestar Animal de la mayoría de las administraciones de la isla conejera.

Se trató de la primera charla que inicia una campaña informativa sobre el bienestar animal y las obligaciones de las administraciones. Una iniciativa ciudadana que informó sobre las competencias de cada administración en la recogida, acogida, puesta en adopción, esterilizaciones de colonias de gatos y demás atribuciones que deben cumplir tanto los ayuntamientos, como los cabildos insulares, así como el papel que juega en todo esto el Gobierno de Canarias.

Parafraseando al tristemente desaparecido César Manrique, “Estoy harto de reuniones, de promesas y de pedantes palabras. El movimiento se demuestra andando”, el impulsor de la iniciativa, Ruimán Duarte, expuso a los asistentes la triste realidad actual de Lanzarote en la gestión del bienestar animal y aclaró las obligaciones de unas y otras administraciones, muchas de ellas desconocidas por el gran público:

-Los ayuntamientos de Canarias tienen la obligación legal de recoger, acoger y poner en adopción todos los animales de compañía de forma eficaz, entre otras obligaciones, según la actual Ley de Protección de Animales de Canarias. Además, están obligados a, en caso de no tener capacidad de gestionar estas atribuciones legales, a solicitar asistencia al Cabildo Insular para ello, según refiere tanto la actual Ley de Municipios de Canarias en su artículo 10, como la Ley de Cabildos.

-Los Cabildos Insulares, como representantes administrativos y legales del Gobierno de Canarias en cada isla, tienen la obligación legal de vigilar que se cumplan las competencias delegadas a los municipios en materia de Bienestar Animal y, en caso de no cumplir, deben informar al Gobierno de Canarias, así como suplir dichas competencias municipales de recogida, acogida…, al menos desarrollando los servicios mínimos.

-Los Cabildos Insulares tienen la obligación legal de tener un servicio de registro y control de todos los perros de caza y demás animales auxiliares (hurones y cetrería), según les compete la actual Ley de Caza de Canarias en su artículo 56 del decreto 42/2003 que reglamenta dicha Ley (esta medida reduciría enormemente la cantidad de perros de caza que cada año se abandonan en Lanzarote, que se estima en unos 400, el 95 por ciento de ellos sin chip).

-Tanto los Cabildos como los Ayuntamientos tienen, entre sus obligaciones, las referidas al Fomento de medidas y/o acciones que mejoren el bienestar de los animales, como pudieran ser, llevar a cabo campañas masivas de esterilizaciones de gatos (iniciativa cuya eficacia está demostrada para el control de colonias de gatos y que daría respuesta a una de las mayores preocupaciones ciudadanas en nuestra isla).

En el acto se recordó que todas estas obligaciones legales datan de hace más de 31 años, es el caso de la Ley de Protección de animales y, más de 24, desde la entrada en vigor de la Ley de Caza de Canarias.

También se expuso un plan de acción para que las administraciones asuman, de una vez por todas, sus responsabilidades legales. Empezando por presentar estas exigencias por escrito dirigidas a los ayuntamientos, así como a los cabildos. Y, en caso de no actuar, tomar las medidas legales pertinentes. Es por ello que cabe recordar a los responsables y a los funcionarios públicos sus atribuciones en materia de bienestar animal y de las posibles responsabilidades penales que se pudieran derivar por un posible delito de prevaricación administrativa, según refleja el actual código penal, sobre delitos contra la Administración Pública. Además, con el posible agravante de tratar con seres sintientes, según el artículo 333 bis del Código Civil.

Cualquier ciudadano que quiera participar en esta campaña en favor del Bienestar Animal, puede acudir al perfil del Grupo de Facebook “Obligaciones de las administraciones con el bienestar animal” (https://www.facebook.com/groups/458131956285291/?ref=share), donde, en breve, podrá encontrar los tres documentos a los que nos referimos para darle registro en los ayuntamientos y cabildos insulares que entiendan hacen caso omiso a sus obligaciones de actuar, tanto en materia de bienestar de los animales como en materia de registro y control de los perros de caza y animales auxiliares.

Esta campaña será diversa y, además de charlas a la ciudadanía, se realizarán entrevistas, intervenciones en medios de comunicación, publicaciones en redes sociales y debates con responsables públicos con un objetivo claro y determinado, que las administraciones públicas actúen de forma inmediata en la mejora del bienestar de los animales.