Arranca el 37 Festival de Música de Canarias

Arranca el 37 Festival de Música de Canarias

La música clásica se despliega por el Archipiélago con 44 conciertos y abre la programación con Gustavo Dudamel y su Orquesta del Encuentro

Participan en el concierto inaugural ocho jóvenes músicos canarios, seleccionados por el maestro venezolano

La música clásica se desplegará en todo el Archipiélago con el comienzo del Festival Internacional de Música de Canarias, que arranca su 37 edición con un programa sinfónico de dos conciertos a cargo de la Orquesta del Encuentro, bajo la batuta de Gustavo Dudamel.  El concierto inaugural es una fantástica propuesta del maestro venezolano de unir el mundo a través de la música, que se podrá escuchar este domingo 27 de junio, en el Auditorio de Tenerife, y al día siguiente en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria.

La trigésimo séptima edición de la que se considera la cita musical más importante de Canarias ofrecerá una programación integrada por un total de 44 conciertos en una veintena de escenarios de las 8 islas que tienen como protagonistas a destacadas formaciones, directores y solistas. Será un intenso mes de conciertos que se prolongarán hasta el 1 de agosto, con los que el Archipiélago inaugura el verano cultural más potente de su historia, al coincidir también en fechas con el Festival Internacional Canarias Jazz &Mas. El aforo de los conciertos se mantiene en el mismo porcentaje en todos los espacios programados siguiendo las protocolos de prevención correspondientes.

Concierto inaugural

Con el propósito de celebrar la armonía, la igualdad, la dignidad, la belleza y el respeto a través de la música, el maestro Gustavo Dudamel reúne en las Islas a 49 jóvenes intérpretes seleccionados en diferentes partes del mundo para inaugurar el 37FIMC.

Dudamel siempre ha concebido a la orquesta como un microcosmos de la sociedad, donde gente de diferentes entornos y culturas se une y colabora para lograr una meta común. Fue precisamente su maestro, José Antonio Abreu, quien dio el primer acorde de este sistema revolucionario y abrió así el camino para componer esta fantástica utopía y ahora, en un momento difícil, marcado por la pandemia, “tenemos más movimientos por escribir en nuestras vidas”, sostiene el venezolano, quien anima a seguir tocando, cantando y luchando por los valores del arte y la música para todos.

El programa de este concierto responde precisamente a esa propuesta. De un lado, ‘Noche transfigurada’, obra de Arnold Schoenberg, basada en el poema homónimo de Richard Dehmel, que habla del triunfo de la esperanza sobre la oscuridad y la celebración de una nueva vida, un mensaje que en estos tiempos adquiere una dimensión especial. Tanto en su concepción original para sexteto de cuerdas, como en el posterior arreglo para orquesta de cuerdas, está considerada una de sus piezas más populares, aunque esta sensual partitura vivió un difícil comienzo con el público, siendo recibida con silbidos en su estreno en Viena el 18 de marzo de 1902. Sin embargo, después de escucharla, Dehmel le escribía a Schoenberg: “Tenía la intención de seguir los motivos de mi texto en su composición, pero pronto me olvidé de hacerlo, tan cautivado estaba por la música”. De hecho, atrapa la imaginación del oyente y en su magia recorre el camino trazado por el poeta. “Dos personas caminan a través de bosques desolados y fríos… Dos personas caminan a través de la exaltada y brillante noche”.

La segunda pieza del programa, ‘La Serenata de Cuerdas’, es una de las mejores obras de Tchaikowsky, un bálsamo para el corazón, honesta y dramática: “La escribí por compulsión interna. Esta es una obra de corazón, sincera, y por eso me atrevo a esperar que no carezca de cualidades artísticas”, decía el compositor. Es una obra de intensa expresividad de las cuerdas, muy emotiva, que mezcla sentimientos de calma, nostalgia, resignación y tristeza. El primer movimiento lo consideraba su homenaje a Mozart, y de ahí el célebre segundo, en forma de vals, la más amorosa de las danzas, seguido de una elegía de amor por su tierra rusa y un final donde el virtuosismo se hace belleza. “Tchaikovsky es un compositor tan extraordinario…”, dice Dudamel al referirse al hecho de que la simplicidad pueda llegar a ser tan hermosa y potente.

Músicos canarios en la orquesta de Dudamel

Tras un proceso supervisado por el propio Gustavo Dudamel, un total de ocho músicos de las islas, integrantes de la Joven Orquesta de Canarias (JOCAN) participarán también en este singular encuentro musical. Serán el lanzaroteño Pablo Araya, los grancanarios Izan Falcón, Paula Torres y Rubén Darío, y los tinerfeños Carla Meléndez, Meriem Abad, Jairo Rodríguez y David Domínguez, quienes han estado estos días en el ensayo conjunto organizado en Madrid.

“Estamos muy contentos de vivir esta magnífica experiencia, una oportunidad única gracias al Festival de Música de Canarias y a la Joven Orquesta de Canarias”, decía estos días el chelista Jairo Rodríguez, uno de los seleccionados; al igual que el contrabajo Rubén Rodríguez, al señalar que “estamos viviendo una gran experiencia en cuanto a musicalidad junto al maestro Gustavo Dudamel. Es todo un orgullo y un honor”.

Más programación

Además de Dudamel, pasarán por el festival maestros como René Jacobs, Ivan Fisher o Fabio Luisi; pianistas de la talla de Grigory Sokolov, Ivo Pogorelich o Javier Perianes; y el barítono norteamericano Thomas Hampson. Esta edición contará también con la Orquesta Festival de Budapest, la Mahler Chamber Orchestra, la de Cámara de Basilea, la Barroca de Friburgo y la Filarmónica de Cámara de Baviera, el Trío Arriaga, además de la Sinfónica de Tenerife, la Filarmónica de Gran Canaria y, por primera vez, de la Joven Orquesta de Canarias (JOCAN). Se suma también ‘El Carnaval de los Animales’ de Saint-Saëns, interpretada por una formación de excelentes músicos canarios, bajo la dirección de Ignacio García Vidal, y con la narración del grupo humorístico Abubukaka.