• Inicio »
  • TURISMO »
  • El Ayuntamiento de Arrecife otorga una distinción al Hotel Miramar por su gestión turística
El Ayuntamiento de Arrecife otorga una distinción al Hotel Miramar por su gestión turística

El Ayuntamiento de Arrecife otorga una distinción al Hotel Miramar por su gestión turística

El reconocimiento  ha sido entregado por la alcaldesa, Astrid Pérez, y por el concejal de Turismo, Armado Santana, coincidiendo con el Día Internacional del Turismo 2020.

Desde la  Concejalía de Turismo se  valora el trabajo, esfuerzo y valentía del equipo humano  Hotel Miramar al reabrir sus puertas pocos días después de concluir el estado de alarma decretado por la pandemia a pesar de la incertidumbre.

l Ayuntamiento de Arrecife, coincidiendo con el Día Mundial del Turismo, ha otorgado al Hotel Miramar, establecimiento hotelero activo más antiguo en Arrecife y la isla de Lanzarote, una distinción por su gestión turística y promocional de la capital de Lanzarote.

La entrega ha tenido lugar en las instalaciones del hotel, ubicado en primera línea junto al Puente de las Bolas- símbolo de Arrecife- en un acto ceñido a los protocolos a seguir por la actual situación del covid 19. La alcaldesa de Arrecife, Astrid Pérez, y el concejal de Turismo, hicieron entrega de este reconocimiento a la representante de la propiedad, la familia conejera Medina, Celsa Medina, y a la directora del Hotel Miramar, Mercedes Medina. Una representación de los trabajadores de este emblemático hotel asistió a este acto.

Desde la  Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Arrecife se ha decidido esta  distinción especial al Hotel Miramar, el primer establecimiento hotelero construido con una categoría de tres 3 estrellas en la capital de Lanzarote y ligado profundamente a la historia de la ciudad. Tras el originario Hotel Zonzamas y el Parador, el Miramar se convierte, con sus casi seis décadas, en el establecimiento alojativo más antiguo y abierto en la isla de Lanzarote.  Este reconocimiento ha sido otorgado con motivo del Día Internacional del Turismo que se celebra cada 27 de septiembre.

El trabajo, esfuerzo y la enorme valentía mostrados por la dirección del establecimiento y todo su personal al decidir reabrir sus puertas tan solo unos días después de la finalización del estado de alarma decretado por el gobierno – a pesar de la incertidumbre en unos momentos tan delicados, siempre pensando en el beneficio de la ciudad y en el mantenimiento de los puestos de trabajo -, además de la indudable calidad de sus instalaciones y servicios, han sido los aspectos fundamentales que el Ayuntamiento de Arrecife  ha tenido en cuenta a la hora de otorgar la distinción.

En su intervención, la primera edil de Arrecife hizo un recorrido con la historia de la construcción del Miramar. Recordando “En  octubre de 1959 las crónicas periodísticas se hacían eco de las buenas perspectivas que se derivan del movimiento de pasajeros y de la ilusión que ya se ponía en esa década como un buen futuro para Lanzarote, que era hasta la segunda mitad del pasado siglo una isla dedicada  a la actividad agrícola, pesquera y el comercio en Arrecife. Diseñado inicialmente para contar con unas setenta plazas, se puso en marcha sin embargo con la mitad, que vinieron a  convivir en su origen con las  sesenta camas que tenía el Parador, a pocos metros de aquí.  Con la  llegada del otoño del 59 se celebró la inminente apertura del Hotel Miramar, espléndido de situación e instalaciones, según se dijo en ese año, resaltó Astrid Pérez.

La alcaldesa precisó que “Un año y medio después de su apertura, en agosto de 1961, se anunciaba la próxima apertura del bar-restaurante ‘Miramar’ en los bajos del hotel, especializado en cocina internacional. Pocos meses más tarde, en febrero de 1962, la propiedad del hotel emprendía las obras de ampliación en su fachada a la calle Inspector Luis Martín con el objetivo de alcanzar el total de 75 plazas inicialmente programadas”.

Astrid Pérez cerró su intervención, animando a todo el sector turístico a no perder la ilusión y el empuje. “Estamos ahora en el 2020, en este año convulso para la economía de la isla, Canarias y España. El sector turístico es uno de los más afectados por la pandemia. Aun así, el Hotel Miramar, y su equipo humano, hizo un gran esfuerzo y logró ser el primer hotel que abrió en Lanzarote tras la declaración de la pandemia. Les animo a seguir adelante, así como transmitir a todo el sector hostelero y turístico de la Isla a tener fuerzas porque lograremos superar esta situación”.

Por su parte, Armando Santana declaró en su intervención que “Una de las motivaciones del área de turismo al entregar este reconocimiento es poner en valor el trabajo y esfuerzo de la empresa que gestiona este establecimiento y su equipo humano, que durante años han estado luchando por posicionarse, contra viento y marea, en tiempos unas veces fáciles y otras muy difíciles, como una gran alternativa para el turista que busca disfrutar de un periodo vacacional diferenciado o para el visitante puntual que desea hospedarse en unas instalaciones tranquilas, cómodas, con unas vistas a la marina de Arrecife realmente impresionantes o que busca el lugar perfecto donde descansar después de horas de gestiones profesionales o trabajo en la ciudad”. 

Armando Santana concluyó su intervención subrayando que “El turismo vacacional o puntual es un sector que está en continua evolución y ya no busca solo un destino de sol y playa o de descanso familiar; ahora sus demandas tienen un alcance mayor. Nuestros visitantes buscan un lugar de descanso que ofrezca calidad a todos los niveles y un destino como Arrecife que apueste por un descanso saludable y que aporte nuevas experiencias a través de una amplia oferta de primer nivel. Y, sin duda, el Hotel Miramar cumple con solvencia con todos estos requisitos”.