El Cabildo acuerda medidas para personas con especial vulnerabilidad

El Cabildo acuerda medidas para personas con especial vulnerabilidad

Corujo explica que se entregará bonos de ayuda para adquirir productos de primera necesidad

Esta medida busca dar respuesta a las demandas planteadas por aquellas personas que, de manera inesperada, se han visto golpeadas por la crisis actual

El Cabildo de Lanzarote entregará bonos de ayuda entre las personas en situación de vulnerabilidad para que puedan adquirir productos de necesidad. Ésta es una de las nuevas medidas acordadas por la corporación insular para ayudar a la población a hacer frente a los efectos económicos ocasionados por la pandemia.

La presidenta de la Corporación insular, María Dolores Corujo, señala que, ante la emergencia de salud pública ocasionada por la COVID-19 y el impacto que está teniendo esta situación excepcional en la economía, hay que tomar medidas con la “máxima celeridad”, para paliar los efectos que está sufriendo la sociedad.

En este sentido, Dolores Corujo explica que la incorporación de esta ayuda “busca dar respuesta a las demandas planteadas por aquellas personas que, de manera inesperada, se han visto golpeadas por la crisis actual y se encuentran en situaciones inimaginables de vulnerabilidad”, relata.

Añade que se trata de personas que contaban con los recursos económicos “justos” para cubrir sus necesidades básicas y que, en estos momentos, no pueden dar soporte a una situación como la actual, “que se alarga ya casi un año en el tiempo”.

Por su parte, la consejera responsable del área de Bienestar Social, Isabel Martín, expone que existe también otro tipo de necesidades que no se habían contemplado hasta ahora, tales como cubrir el coste o tasa de diferentes trámites administrativos, adquirir uniformes laborales y escolares o pagar suministros relacionados con la comunicación y las telecomunicaciones, entre otros.

Según relata la consejera, serán los propios trabajadores sociales de la institución insular quienes estudien “de modo riguroso” las situaciones de cada familia para, posteriormente, elaborar una propuesta técnica de concesión de la subvención, en base al diagnóstico social efectuado.