• Inicio »
  • GASTRONOMÍA »
  • El chef Manu Liria crea en su Mojo 3.0 (Jerez de la Frontera) la primera fusión culinaria canario-andaluza de inspiración contemporánea
El chef Manu Liria crea en su Mojo 3.0 (Jerez de la Frontera) la primera fusión culinaria canario-andaluza de inspiración contemporánea

El chef Manu Liria crea en su Mojo 3.0 (Jerez de la Frontera) la primera fusión culinaria canario-andaluza de inspiración contemporánea

El restaurante Mojo 3.0 se aposenta en un palacete en el centro histórico de Jerez y posee, en la primera planta, un hotel-boutique de nueve habitaciones.  
Liria, formado en Canarias, Asia, Nueva York, Londres e Ibiza, muestra creativamente la cultura y los productos icónicos canarios en diversión con la despensa y los colores de Andalucía.  
Con la mente abierta, Manu recrea en virtuoso mestizaje los pescados, mariscos y carnes gaditanos con la papa “yema de huevo”, el chorizo de Teror, los quesos, la morcilla dulce, los berros, el bizcocho de Moya, los vinos prefiloxéricos y volcánicos…

El chef Manu Liria siempre supo que, por un lado, quería explicar la cultura y las gastronomías canarias al mundo, y, por otro, que cuentas más herramientas y sabores culinarios tuviera en la mano, más podría crecer su creatividad en el contexto del mestizaje inteligente que siempre subyació en su estilo.
Por ello se pertrechó de diferentes culturas en el mundo para, luego, poder evolucionar su cultura canaria hacia mares abiertos.
Cuando, por razones familiares, recaló en Andalucía (Marbella), vio claro su camino: su Canarias “overloaded” de contemporaneidad estaba “pidiendo” Andalucía. Y empezó a trabajar. Productos de las islas y de Cádiz, tradiciones aliadas, colores compinchados. Y, de una forma natural, brotó en sus fogones la primera (y única) propuesta de gastronomía canario-andaluza: Mojo 3.0.

Emplazado en un palacete histórico en pleno centro de Jerez de la Frontera, Mojo 3.0 es el restaurante donde Manu Liria y su equipo elaboran su cocina propia, personal, una cocina inédita cuyo fin último es dar a conocer en Andalucía y en toda la península la buena nueva de la cocina canaria contemporánea. El hilo conductor canario, sin embargo, se mezcla en la fiesta gastronómica con Andalucía, y de esta suerte la lonja de Rota, las gambas de Sanlúcar, las rayas, las cañaíllas, las galeras, las carnes gaditanas o el Marco de Jerez (Manu posee botas propias de fino, oloroso, amontillado, vermouth) vibran de sensaciones novedosas con las papas “yema de huevo” de Tenerife (puro culto), los mojos vanguardistas, los berros de La Gomera, el chorizo de Teror, los afamados quesos (incluidos los multipremiados de cabra majoreros o el onírico “flor” de Gran Canaria), la morcilla dulce, los vinos prefiloxéricos y volcánicos…
Una verdadera epifanía en el delicioso eje Canarias-Andalucía.

 

Algunos platos de Mojo 3.0. Jerez de la Frontera

 
Mojo 3.0 propone dos menús degustación, el Tagoror (“asamblea de dirigentes de la tribu”, en guanche) y el Mencey (“jefe o rey de un territorio de Tenerife” en guanche), ambos con potentes maridajes. Entre los platos que lo componen (aunque la carta va cambiando cada dos meses): morena-adobo-musgo; morcilla-queso-miel; mejillones-ibérico-mango; bao-chicharrón-caviar; ostra-lima-vodka; papa arrugada-cilantro-pimentón; morena-hinojo-oporto; queso-lenteja-chorizo; cordero-higo-ajo; calabaza-curry-queso; bacalao-puerro-caviar; merluza-almeja-palmito; ibérico-anacardo-anís; cochino-manzana-jerez; o “bienmesabe”.
Elaboraciones donde chispean Canarias y Andalucía en un festín ejecutado con las más afiladas técnicas contemporáneas.
 
La propuesta Mojo 3.0 se completa en la primera planta del palacete, con un hotel-boutique de nueve habitaciones.
 
Sobre Manu Liria
Manu Liria, nacido en Gran Canaria, después de estudiar cocina en la prestigiosa escuela Hoffman de Barcelona, se lanzó al mundo para descubrir nuevas cocinas e incrementar así su paleta de estilos y técnicas. El objetivo, disponer de un amplio bagaje gastronómico que le posibilitara la integración de culturas en su filosofía culinaria abierta.
De esta suerte, y tras desfogarse en los hoteles Riu de Gran Canaria, viajó por Asia (trabajando en restaurantes de Tailandia e Indonesia), por Estados Unidos y por Europa, especialmente el Reino Unido, en Londres. Pasó por el Hotel Mandarin Oriental de Nueva York (junto al chef Tomas Lepp), por el Gaulthier* de Londres (Head chef), por el Hard Rock de Ibiza (Executive chef)…
De regreso a Canarias, montó su propio restaurante en Lanzarote, el Chic, pero en 2017 su inquietud por desarrollar un proyecto transcultural lo llevó a Marbella, donde inauguró su primer Mojo 3.0, hibridando las cocinas canarias y andaluzas. Tras un año de éxito con su singular propuesta, le surgió la gran oportunidad: un palacete histórico en Jerez de la Frontera.
Y, en 2018, abrió su nuevo Mojo 3.0 en el centro de la ciudad, restaurante de fusión canario-andaluza que se redondea, en la primera planta, con un hotel boutique de nueve habitaciones.