Entrevista a “María José Alcántara” Directora del MIAC

Entrevista a “María José Alcántara” Directora del MIAC

“La Cultura es capital”

Tras casi medio siglo de existencia, el Museo Internacional de Arte Contemporáneo, MIAC, se adapta a las exigencias culturales actuales para seguir acercando el arte contemporáneo a la sociedad lanzaroteña. La utilización de las nuevas tecnologías supone todo un reto para los responsables de este espacio expositivo inaugurado en 1976 por iniciativa de César Manrique para quien el museo debería ser “un espléndido diorama rotando luminoso y permanente ante los ojos del espectador”. Su directora hace balance.

Se cumplen 45 años de la apertura de esta fortificación como Museo Internacional de Arte Contemporáneo promovido por Manrique con el propósito de reunir y exponer las obras más significativas de la creación artística más reciente. ¿Cuál ha sido el balance en este tiempo respecto a los objetivos iniciales?

Siguiendo las palabras de Manrique que introducen esta entrevista, podemos decir que el MIAC ha sido ese diorama, un lienzo de grandes dimensiones que ha proyectado luz en diferentes momentos desde su creación y ha generado un movimiento y dinamización del arte y la cultura en la isla ya desde su constitución. El MIAC es el primer museo de arte contemporáneo de Canarias, antecedente del CAAM de Gran Canaria, el Tenerife Espacio de las Artes, TEA, o el Centro de Arte Juan Ismael en Fuerteventura. 

A lo largo de la existencia del MIAC, se han producido cambios en la sociedad respecto a sus hábitos culturales. ¿Han afectado esos cambios a la programación del museo?

El museo, como institución de servicio público, ha debido ir adaptando su actividad a la sociedad en la que se inserta y los cambios sociales se van a ver siempre reflejados en la programación que se desarrolla en él, programación que el MIAC ha focalizado en una reflexión sobre la actualidad, es decir trabajar en una contemporaneidad reflexiva. Creo que las instituciones museísticas son eficaces dispositivos de reflexión pública y diálogo sobre la evolución de la cultura y su impacto en el tejido social.

¿Cuál es el papel que está llamado a desarrollar en los próximos tiempos el MIAC de cara a la sociedad lanzaroteña?

El MIAC debe seguir creando espacios de diálogo. Lo ha venido haciendo en el acuerdo y alianzas con distintas instituciones de la isla con las que ha trabajado proyectos comunes, desde las escuelas de Arte y la de Turismo, el Colegio de Arquitectos, las concejalías de Cultura de los ayuntamientos, la Universidad de Las Palmas, asociaciones culturales, el área de Cultura del Cabildo o la UNED, entre otros. Hoy más que nunca es una prioridad relacionarse más con las personas y con el territorio y seguir potenciando las humanidades. Y, por supuesto, con todo el ámbito educativo, siendo necesario influir en los diseños curriculares y contenidos de la educación formal.

Somos testigos de la irrupción de todo tipo de tecnologías de las llamadas de tercera generación como las aplicaciones móviles para mejorar la experiencia visual de las visitas, prácticas interactivas a través del juego como reclamo, webs mucho más intuitivas e interactivas, o el uso de redes sociales para difundir las exposiciones y hasta visitas guiadas a través de twitter, entre un sinfín. ¿Cómo afectará al MIAC esta transformación a la era digital que ya estamos viviendo? ¿Se han incorporado algunas de estas nuevas prácticas?

Estamos terminando de diseñar el nuevo portal web del MIAC que tenemos previsto publicar a principios del mes de junio. Ha sido un proceso largo pero eso nos va a permitir, siguiendo criterios de accesibilidad web, que los usuarios puedan acceder, encontrar e interpretar los contenidos que compartimos. A eso se suma la visita virtual que ya está implementada y la próxima incorporación de un nuevo recurso digital dirigido a los centros educativos que la Viceconsejería de Cultura y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias ha facilitado a los museos de la Red de Museos de Canarias.  Los centros interesados podrán disfrutar de un recorrido virtual guiado por personal del museo como si estuvieran presencialmente en él, pudiendo interactuar todos los alumnos de un aula realizando preguntas o resolviendo dudas en directo. Estas nuevas prácticas son fundamentales para seguir manteniendo el contacto con el museo de forma segura en estos momentos de distanciamiento social.

El MIAC no solo se representa en la isla como una institución cultural y pública sino también un centro de atracción turística que recoge además un nuevo concepto que engloba Arte, Cultura, Turismo, Educación y Gastronomía. Parece un importante desafío, muy instructivo y capaz de aglutinar a un amplio espectro de públicos…

El hecho de que el MIAC forme parte de la red de Centros de Arte, Cultura y Turismo es una oportunidad para llegar a una diversidad de públicos, lo que nos lleva a intensificar y reforzar el concepto de arte y cultura por el que se lleva apostando desde los CACT más de 50 años. Los centros nos ofrecen la posibilidad de trabajar de forma transversal en diferentes ámbitos del conocimiento y la investigación, y además cumplen la misión de atraer a un buen número de visitantes que conectan en ellos con el territorio y la cultura del lugar en sus más amplios términos. 

Uno de los sellos indiscutibles que ha desarrollado el MIAC y que se ha consolidado desde su creación ha sido la Bienal de Arte de Lanzarote, que nació a raíz del cambio de siglo. ¿Se conocen las fechas y sobre qué tema girará la próxima edición?

La Bienal de Lanzarote ha sido el primer proyecto de estas características en Canarias, convirtiéndose en un espacio de representación de la cultura contemporánea en la isla. Ha conseguido ser un laboratorio generador de un corpus crítico y reflexivo asumiendo y planteando debates que a lo largo de este siglo XXI se han ido desarrollando y construido tejido social. Pasados diez años desde el primer encuentro debemos hacer un paréntesis en este 2021 para retomar la siguiente edición en el 2022. 

La crisis originada por la Covid-19 ha tenido efectos devastadores en el sector cultural y turístico, aunque se dice también que las crisis son oportunidades para el crecimiento y la innovación. Sabemos que se han renovado salas y que se han organizado diferentes proyectos que verán próximamente la luz acreditando y fortaleciendo la figura del escultor conejero Pancho Lasso. ¿Cómo y en qué se ha trabajado dentro de los muros del MIAC durante la endemia y qué novedades nos esperan? 

En este parón forzado de la actividad por la crisis sanitaria nos hemos concentrado en la Colección. La restauración de un grupo de obras, la renovación del archivo documental y la reordenación museográfica de la Sala Pancho Lasso, un artista esencial para acercarnos a las vanguardias artísticas en España en la época de pre-guerra en las que participó activamente, han sido algunas de las iniciativas, además de la creación del nuevo portal web, que ayudará a intensificar el programa educativo del Departamento de Educación y Acción Cultural (DEAC) del museo. 

Como en todas las actividades públicas, el confinamiento ha originado la pérdida de visitantes e ingresos en los museos. ¿Cuál ha sido la repercusión en el MIAC?

La pérdida de visitantes supone la pérdida de ingresos, por lo que la programación prevista ha quedado aplazada. Aun así, seguimos trabajando para buscar aliados y colaboradores, creando conexiones con agentes culturales locales e instituciones que den visibilidad a la comunidad creativa. 


¿Qué incidencia tendrá la crisis en las cuentas del MIAC?

Este 2021 va a ser un año de transición hasta conseguir volver a activar la programación tal como se venía haciendo antes de la pandemia. Nos gustaría poder iniciar las convocatorias para incorporación de propuestas de programación temporal que en 2020 quedaron en suspenso y que ha sido una línea de trabajo muy enriquecedora para el museo en la que se ha dado la posibilidad a artistas, comisarios o asociaciones culturales a presentar ideas siguiendo las directrices del Plan de Actuación MIAC 2019-2023 con las líneas de pensamiento, investigación y experimentación establecidas en él. 

Como consecuencia de esta recesión, ¿se ha reducido el presupuesto para nuevas adquisiciones de obras de artistas canarios o para la programación de exposiciones temporales u otras actividades?

Estamos viviendo momentos de gran incertidumbre en cuanto a qué podremos hacer para seguir apoyando a los creadores. Buscamos la colaboración de otras instituciones con la intención de generar empleo a un sector que se ha visto muy afectado por la crisis sanitaria y que incluye a muchos profesionales además de artistas y comisarios. 

Empezamos esta entrevista con una reflexión de César Manrique y me gustaría concluirla con la ecuación que planteaba el artista Joseph Beuys, uno de los más destacados del siglo XX que este año se celebra el centenario de su nacimiento, CULTURA=CAPITAL.

Para Beuys, que influyó decisivamente en la función del arte en la sociedad, tanto como profesor en la Kunstakademie de Düsseldorf como en su faceta de activista, con el término “escultura social” buscaba ir modelando -creando forma- una conciencia en la sociedad.