Entrevista a “Thania Gil”

Entrevista a “Thania Gil”

Thania Gil pondrá voz y figura a la mítica Chavela Varga

El próximo 25 de agosto, con motivo de las fiestas de San Ginés, aterriza en Arrecife el espectáculo “Una noche con Chavela” que ha gozado de muy buenas críticas allá por donde ha viajado. Se trata de una combinación teatral y musical que recorrerá la vida de la mítica Chavela Vargas para rendirle el más genuino homenaje.

Serán 75 minutos para conocer mejor y recordar a una mujer única en su generación.

La artífice del espectáculo es la actriz y cantante Thania Gil, quien ha visto reforzada su popularidad tras su paso por los musicales televisivos “Operación Triunfo” y “La Voz”.

Esta artista canaria, nacida en Santa Lucía de Tirajana nos confiesa su amor por la música y el arte, heredado de su familia a la que reivindica como el pilar fundamental de su vida porque siempre la empuja “aun cuando el viento no está a su favor”.

Chavela Vargas, la mujer desgarradora, extravagante, rechazada, revolucionaria y que resurgió de entre sus propias cenizas para hacerse todavía más grande… ¿qué otras cosas vamos a descubrir en este musical?

Conoceremos una Chavela joven, niña, adolescente, que llegó a ser la Chavela que hoy conocemos, la Chavela antes de España.

¿Cómo surge la idea de crear este espectáculo?

Era una espinita que tenía. La música mexicana está muy presente en mi familia, y yo me enamoré de ella, y más tarde lo hice de Chavela. Por eso, contar su vida y cantar a través de su historia es una sensación indescriptible.

Todo surgió cuando la cultura comienza a asomar la cabeza después de la cuarentena. Es entonces cuando llamo a Jiribillas 3.0, (a José Manuel González exactamente) y le pregunto qué le parece la idea de hacer este proyecto, algo sencillo y bonito adaptado a la nueva normalidad. No falta decir la respuesta que me dio, aquí está “Una Noche con Chavela”.

Y es que dado tus registros vocales eres idónea para interpretar su repertorio, pero ¿te sientes identificada con ella solo a nivel musical o también te reconoces en su parcela más personal, reivindicadora y social?

Es cierto, que antes de meterme de lleno en el proyecto, sólo me identificaba con su música y su estilo, pero a medida que la fui conociendo aún más y profundizando en su trayectoria, me iba identificando con ciertas formas de pensar, con su forma de ver el arte y la vida. No sé si era el proceso y me estaba mimetizando, pero me sentía muy cerca de “La Señora”.

Uno de los últimos deseos de Chavela Vargas fue poder actuar por última vez en la Residencia de Estudiantes de Madrid, espacio donde residió en 1993 en la misma habitación en que lo hizo García Lorca (allí recibía la visita de un pájaro en su ventana que para ella simbolizaba el alma del poeta), y fue en ese espacio donde nació esa sublime admiración por el escritor. Chavela cumplió su deseo en julio de 2012, días antes de su fallecimiento. Una hermosa historia poco conocida pero que habla de una Chavela más nostálgica y sensible… ¿Te identificas también con su relación con García Lorca a nivel poético o tal vez piensas que puede deberse a su identificación sexual?


El trabajo de García Lorca es sublime, es para recordar, teniendo en cuenta la época. Era alguien atemporal, que de alguna manera era libre a través de sus letras. En ese sentido, me identifico como artista que crea, o transmite a través de lo que hace. Y creo que la afinidad de Chavela hacia él, era porque ella se sentía identificada.
Sus vidas se asemejaban, ya que para poder “ser” libres tenían que esconderse. Y mientras que García Lorca no lo pudo hacer público, ella sí pudo, y quizás esa es la unión ficticia que Chavela sentía al liberarse, ya que de alguna manera lo hacía por los dos. Esto evidentemente, son suposiciones mías, que creo y pienso, pero que, viéndolo desde este punto de vista, se me hace tan bonita esta unión utópica.

Al igual que Chavela que, si cabe, se hizo más popular en España, sobre los años 90, tras su aparición en varias películas de éxito.  ¿Te ves protagonizando alguna película de la mano de Pedro Almodóvar quien tanto la ayudó y apoyó en nuestro país?

¿Que si me veo? Claro que me veo. Me veo porque es un icono, porque me encanta su trabajo, y porque el proceso de Chavela en España fue básicamente gracias a él. Almodóvar confiaba en su arte. Y el amor y el cariño con el que la trató, sabiendo que prácticamente ella estaba sola, y que la “familia” que ella tenía era la que elegía, de verdad que me emociona. Así que mi respuesta es un rotundo sí.

Hoy en día, y sobre todo tras su fallecimiento en 2012, Chavela Vargas se ha convertido en un recurrente estereotipo utilizado por el movimiento feminista y LGTB para dar visibilidad a los problemas que lamentablemente siguen vigentes en nuestros días. Ella no reconoció abiertamente que era lesbiana hasta que superó los 80 años de vida. ¿Qué opinas del retroceso que vivimos en la actualidad para ejercer nuestros derechos sexuales reconocidos?

Sin duda hemos avanzado, pero lamentablemente solemos dar pasos hacia atrás que nos convierten en arcaicos/as.

Por suerte estoy muy orgullosa de donde vengo y en donde vivo, porque Canarias, está adelantada en años con respecto al resto del mundo, en leyes, en cultura y forma de vivir, yo siento que aquí, no a un 100%, pero se ha normalizado.

Nadie tendría que decir su condición sexual, eres y ya, no hay que explicar nada, eso es normalizar.

De hecho, el pasado año con motivo del 8M, participaste junto al verseador  Yeray  Rodríguez, Ana Cabrera y Jéssica Casal en la campaña “Infinitas” en el que pones voz a muchas voces silenciadas. Un proyecto que se ha convertido en todo un movimiento. ¿Continúa activo? ¿lo siguen alimentando? ¿Cuál es el balance que haces de este tipo de campañas?

Sin duda, una de las campañas más bonitas de las que he formado parte.

Y digo campaña porque comenzó, así como tal, en la cabecita de Yeray, que le dio tantas vueltas, quería hacerlo sí o sí, casi un año antes de que finalmente se aliaran los planetas, se juntara lo mejor de cada casa, y naciera “Infinitas”.

Porque como bien dices, esto ha sido un movimiento, que comenzó el 8M y se mantuvo durante 9 meses, una imagen, una mujer, una historia y unos versos.

Es triste, pero sí, hay que seguir haciéndolo, se podría haber hecho una campaña más dura visualmente, pero se jugó con lo bonito, se jugó con el cuerpo de la mujer sin ser motivo de exposición sexual, sino todo lo contrario, se jugó a llegar al espectador a través de todos los sentidos.

Con el COVID todo se ha parado un poco, pero Yeray igualmente sigue contando conmigo, y seguimos moviéndolo en otras islas, y donde va triunfa, porque quieren visibilizar y formar parte del mensaje de la campaña.

Aunque eres muy joven ya cuentas con un gran bagaje profesional. Tu paso por los televisivos “talents” musicales de nuestro país como Operación Triunfo y La Voz te han hecho muy popular… pero ¿cuánto llevas en el mundo del espectáculo y la música?

Como disfrute personal, desde que tengo uso de razón. Luego empecé mis primeros trabajitos en galas y bodas, mientras estudiaba, y ya cuando decido estudiar arte dramático, me meto de lleno, aunque tenía que alternar con otros trabajos, ya que la cultura en aquel momento estaba muy flojita. Y poquito a poco, pues creciendo y aprendiendo, y adquiriendo mi propia esencia.

Eres una de las intérpretes más dúciles del panorama. Comenzaste amenizando ceremonias nupciales, pero en tu palmarés y amplio repertorio musical manejas muchos estilos como música mariachi, latina, clásica, pop, música tradicional de Canarias… ¿con cuál te sientes más identificada y por qué?

Evidentemente la tierra tira, y nuestra música es preciosa, y la siento como la que más.

Me encanta la música. Para mí descubrir o intentar un nuevo estilo siempre es un reto, y si me gusta y lo disfruto pasa a formar parte de mi lista, ya que de la fusión nacen cosas muy bonitas.

Estudiaste en la Escuela de Actores de Canarias y también en esta faceta profesional has realizado muchas incursiones desarrollando proyectos con grandes productoras…

Sí, he trabajado con casi todas las compañías canarias, desde Unahoramenos, Clapso, Jiribillas 3.0, Acelera Producciones, etc., y he trabajado junto a actores de la talla de Antonia San Juan, Mariano Peña, Kike Pérez, Mari Carmen Sánchez, Lili Quintana, etc.

¿Cómo te afectó el confinamiento profesionalmente? Muchos artistas han manifestado que han aprovechado la pandemia de la Covid-19 para inspirarse y crear nuevos proyectos. ¿Ha sido este tu caso?

Pues sinceramente, venía de mis vacaciones, así que por una parte mis ganas de vacaciones seguían presentes, y luego tenía ese deseo y ganas de trabajar, sin saber lo que se venía, tenía sed de público y de escenario, así que de ahí surgieron muchas tardes y noches de música, ya que mi hermano el pequeño, Alberto Novelle, estaba conmigo, que también es músico y cantante.

Del confinamiento surge, “Una Noche con Chavela”, surgen nuevas canciones, que más tarde grabaría, surgen textos, surgen cositas, algunas aún en el cajón y otras ya presentes.

¿Qué haces en tu tiempo libre? ¿escuchas música? ¿qué artistas sueles escuchar?

Sí, me gusta escuchar música, aunque suelo leer más. Me gusta todo tipo de música, no tengo una predilección, escucho lo que me gusta y lo que me transmite. La verdad es que amo lo que hago, por eso estoy aquí y disfruto de cada trabajo por pequeño que sea. En mi tiempo libre me gusta descansar y hacer lo que me pida el cuerpo, ya sea campo o playa, aunque siempre he sido más de campo; me encanta tener esos días para mí, para estar sola y disfrutar de mi compañía y la de Perrito.

¿Con qué grupo o cantante te gustaría hacer una colaboración musical?

No sabría decirte, muchas de mis colaboraciones de ensueños ya no están. De pequeña siempre escuchaba Mestisay o Taburiente. Una colaboración que disfrutaría sería poder cantar con Olga Cerpa o Luis Morera. También sería un lujo poder cantar con Lila Downs y su forma tan única de cantar.

¿Piensas quedarte en Canarias o crees que se necesita salir de las islas para encontrar el éxito profesional?

De momento sigo en Canarias, me está generando mucho trabajo, pero evidentemente no descarto, si me diesen o tuviese la oportunidad de poder intentarlo fuera. Nunca es tarde.

Repertorio previsto:

  1. Macorina
  2. No soy de aquí, ni soy de allá
  3. Un mundo raro
  4. Ojalá que te vaya bonito
  5. Paloma negra
  6. Las simples cosas
  7. Soledad
  8. Amanecí otra vez entre tus brazos
  9. Las ciudades
  10. María Tepozteca
  11. Adoro la calle en la que nos vimos
  12. Fallaste corazón
  13. Tómate esta botella conmigo
  14. Luz de luna
  15. Volver
  16. La llorona