La Biblioteca de Artistas de Canarias incorpora a Juan Hidalgo, el creador ajeno a la norma

La Biblioteca de Artistas de Canarias incorpora a Juan Hidalgo, el creador ajeno a la norma

El monográfico dedicado al autor se presenta este miércoles 25, a las 19:00 horas, en el Centro de Arte La Regenta

Con el objetivo de valorar las investigaciones y creaciones artísticas que se desarrollan en el archipiélago, el Centro de Arte La Regenta presenta el volumen nº 71 de la Colección Biblioteca de Artistas de Canarias, dedicado a Juan Hidalgo. Este tomo, editado por el área de Cultura del Gobierno de Canarias, indaga en la obra de un artista multidisciplinar, impulsor de la performance, cuya brillante obra desafió toda normatividad estética, alcanzando una importante proyección internacional.

El volumen se presentará el próximo miércoles 25 a las 19:00 horas en el Centro de Arte La Regenta. En el acto intervendrán Fernando Castro Flórez, filósofo y autor de los textos, Carlos Astiárraga, comisario de varias exposiciones de Hidalgo, y Carlos Díaz-Beltrana, director de la colección. La presentación podrá seguirse, por streaming, a través de la cuenta de Facebook del Centro de Arte La Regenta.

En esta monografía se podrá encontrar un estudio en profundidad de la trayectoria de Hidalgo, a través de los textos Fernando Castro Floréz, filósofo y crítico de arte, que indaga en una creación y una vida disidentes, en las que la libertad, la acción, la conciencia periférica o el deseo marcaron profundamente su trabajo.

‘La vida como obra de arte’

Juan Hidalgo (Gran Canaria, 1927-2008) premio Canarias de Bellas Artes en 1987, Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes del Ministerio de Cultura español. Premio Nacional de Artes Plásticas en 2016, dedicó su vida a la creación de una obra que se abarcó la música, la composición, la fotografía, la pintura, la performance y la poesía.

Estudió piano y composición en París y en Ginebra. En 1964, junto a Walter Marchetti, crea ZAJ, uno de los principales grupos de vanguardia musical, escénica, artística y poética del siglo XX. A través de este, desarrollaron un torrente de actividades experimentales relacionadas con el accionismo, las performances, el teatro musical, los conciertos de música experimental, las instalaciones, el nuevo arte postal, los libros de artista, la poesía visual y objetual, así como la fotografía de acción.

La profunda relación que establece con John Cage, fue esencial para adentrarse en ‘la música de acción’, a través de la performance y el happening, y hacer florecer un trabajo de carácter heterodoxo, en ocasiones provocativo, que entendía el arte como la propia vida y que desarrolló hasta el final de su vida. En palabras de Fernando Castro Flórez: ‘Juan Hidalgo es, como su admirado Cage, un «maestro de nada», y su vida puede ser entendida como un complejo koan. Algo simple y, acaso, maravilloso como ese tiempo en el que puede acontecer lo inesperado o darse lo inaudito.’