La CEL pide al Cabildo un encuentro para conocer las inversiones y ayudas para reactivar la economía en 2021

La CEL pide al Cabildo un encuentro para conocer las inversiones y ayudas para reactivar la economía en 2021

Francisco Martínez  destaca la importancia de contar con el sector empresarial para garantizar la eficacia de las acciones emprendidas 

La Confederación Empresarial de Lanzarote (CEL) pide al Cabildo insular que organice un encuentro con el sector empresarial de la Isla para dar a conocer los instrumentos de apoyo e inversiones que la Corporación tiene previsto  desarrollar en este 2021 para acelerar la recuperación económica y frenar el aumento del desempleo.

El presidente de la CEL, Francisco Martínez, destaca los esfuerzos de la Corporación para poner en marcha nuevas ayudas y mecanismos dirigidos a contrarrestar la difícil situación económica en la que se encuentran algunos sectores a raíz del parón ocasionado por la crisis sanitaria. 

En este sentido, valora el lanzamiento de una convocatoria de las ayudas para empresas y trabajadores por cuenta propia afectados por la COVID o la reciente incorporación de más de 40 millones de euros de remanente a impulsar la reactivación económica.

No obstante, considera que es necesario celebrar una reunión para ampliar el conocimiento e información que existe entre el sector empresarial  acerca de otras medidas, intercambiar puntos de vista acerca de la situación actual y  dar cuenta de los proyectos que la Institución tiene previsto impulsar a corto y medio plazo. 

“En esta crisis debemos trabajar juntos y unir esfuerzos, tanto el sector público como el privado, habida cuenta de la importancia que tiene la actividad empresarial en reactivación de la economía insular  y  en la generación de empleo”, añade  Francisco Martínez que recuerda que hace unos meses ya se trasladó esta misma petición a la Primera Institución.

En la actualidad, Lanzarote cuenta con cerca de 20.000 parados. En junio, el número de parados apenas se redujo en 215 personas, debido a la alta dependencia del turismo y a la ralentización de su recuperación como consecuencia del aumento de la incidencia del COVID registrado en los últimos meses.

Además, los datos emitidos por el propio Cabildo insular reflejan que el 2020 cerró con 456 empresas menos que en 2019, lo que supone un 9% menos entidades activas en la Isla, con más de 500 millones de euros en pérdidas en el sector turístico.