• Inicio »
  • GRAN CANARIA »
  • La divertida ‘Ñaque o de piojos y actores’ lleva la picaresca teatral del Siglo de Oro al Teatro Guiniguada
La divertida ‘Ñaque o de piojos y actores’ lleva la picaresca teatral del Siglo de Oro al Teatro Guiniguada

La divertida ‘Ñaque o de piojos y actores’ lleva la picaresca teatral del Siglo de Oro al Teatro Guiniguada

Basada en un texto del dramaturgo José Sanchis Sinisterra, la pieza se escenifica este viernes 16, con dos actores sobre el escenario.

Las tablas del Teatro Guiniguada retroceden en el tiempo hasta el Siglo de Oro español para contarnos una divertida historia que gira en torno a la condición del actor y su posición en la sociedad, concretada en su relación con el público. ‘Ñaque o de piojos y actores’ está basada en un texto del dramaturgo José Sanchis Sinisterra y narra las desventuras de dos míseros actores en la España del siglo XVII. Una obra en la que los espectadores interactúan con los protagonistas, tal y como solía ser habitual en aquella época.

La pieza está interpretada por los actores Germán Barrios y Alby Robayna, bajo la dirección de Miguel Ángel Maciel, y se podrá disfrutar este viernes 16, a las 19.30 horas, en el escenario capitalino, en cuya web se pueden adquirir las entradas. Sus protagonistas, Ríos y Solano, son dos cómicos originarios de la ancha Castilla van arrastrando un viejo arcón que encierra todo su ‘aparato’ teatral, con el que, a través de ingeniosos diálogos, pasean su pobreza y su talento por los caminos.

Una obra típica de la picaresca teatral del Siglo de Oro que, en este caso, habla de los integrantes de un ‘ñaque’, nombre con el que se conocía a las compañías compuestas por sólo dos actores. Ríos y Solano dudan, sienten, se interrogan e interrogan al público en un diálogo que profundiza sobre su propia condición de actores y sobre la condición y el papel de los espectadores en este encuentro. Pero sobre todo Ríos y Solano actúan, reflexionan y se preguntan sobre su existencia y sus sentimientos tanto dentro como fuera del escenario.

Basando la obra en el texto, desfilan ante el espectador loas, entremeses, autos, comedias y refranes de esa otra realidad que fue el teatro popular y marginado del poder de los siglos XVII y XVII. La acción de los personajes se encamina a buscar un sentido a este encuentro concreto y a remediar el olvido del público en un intento desesperado por seguir existiendo en sus conciencias, una vez haya bajado el telón.