Los escolares de Arrecife piden a los adultos que les ayuden a cambiar el mundo

Los escolares de Arrecife piden a los adultos que les ayuden a cambiar el mundo

Paraguas decorados con frases y dibujos alegóricos al Día Escolar de la Paz y la no Violencia, un desfile de sonrisas en los rostros de 1.500 escolares procedentes de diversos puntos de la capital y la ilusión del que es consciente de que es el protagonista del momento, llenaron el Parque Islas Canarias en la celebración del acto conmemorativo a la jornada, organizado por la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Arrecife.

La alcaldesa de Arrecife, Eva de Anta, y la edil responsable del Área, Ascensión Toledo, agradecieron tanto al alumnado como a los maestros, el gran trabajo realizado involucrándose en una actividad que se estrena dentro de la programación de la Concejalía de Educación y que prevé repetirse cada curso académico.

“Ustedes tienen la obligación de cambiar el mundo y nosotros, los maestros y maestras y las familias, darles los instrumentos necesarios para que puedan hacerlo”, subrayaron.

Así, los representantes de nueve centros educativos de la capital (Adolfo Topham, Antonio Zerolo, Argana Alta, CEO Argana, Benito Méndez Tarajano, Capellanía del Yágabo, La Destila, Nieves Toledo y Titerroy) fueron dejando sobre el escenario su propia visión de lo que el Día de la Paz significa.

A través de la lectura de manifiestos o de la interpretación de un rap, los menores hablaron de paz, respeto, compromiso y solidaridad. Hablaron de la necesidad de poner fin a la guerra, a las desigualdades, al hambre y a la pobreza. Hablaron, en suma, del mundo que desean construir.

A lo largo de la celebración del acto también estuvieron presentes en todo momento, los componentes del Coro Safari nacido en el seno de la Fundación Nzuri Daima (organización sin ánimo de lucro que actúa principalmente en Uganda y Tanzania), que tenían guardado un mensaje muy especial para los niños de Arrecife.

En un vídeo enviado desde esta Fundación que rescata de las garras de la guerra a niños soldados para facilitarles una educación, los pequeños artistas del “Safari Children’s Choir”, expresaron sus mejores deseos y sus ganas de celebrar de forma conjunta el Día de la Paz.

El tema “No dudaría” de Antonio Flores, convertido ya en un himno de paz y una suelta de palomas, sirvieron para poner el broche de oro a un acto encabezado por el mensaje: “Cambiar el mundo es cosa de niños y niñas”.

los-escolares-de-arrecife-piden-a-los-adultos-que-les-ayuden-a-cambiar-el-mundo-1