Turismo Lanzarote se lanza al mercado interinsular

Turismo Lanzarote se lanza al mercado interinsular

Turismo Lanzarote sigue trabajando para reforzar el posicionamiento del destino en el siempre importante y competitivo mercado interinsular, que valora la proximidad geográfica como elemento fundamental a la hora de organizar las cada vez más demandadas escapadas, o de planificar unas vacaciones.

Enmarcado en esa estrategia, el equipo de Turismo Lanzarote está ejecutando una campaña publicitaria, de la mano de la agencia de publicidad JFT, actual adjudicataria de los espacios publicitarios de la red de Aena en Canarias, que tiene como objetivo dinamizar un segmento que el año pasado movió a 618.356 turistas entre las distintas islas del archipiélago. Esta acción, en concreto, consiste en la instalación de cartelería publicitaria con atractivas imágenes de la isla que, acompañadas por el sugerente mensaje ‘Lanzate a la aventura’, se espera muevan al espectador a interesarse por el destino y convertirse en consumidor de la marca Lanzarote. 

La campaña se desarrollará por espacio de dos meses y medio en los aeropuertos de Tenerife Norte y Gando. En el recinto tinerfeño, la cartelería de Lanzarote será visible en la terminal de llegadas y en vallas exteriores, en tanto que en el aeródromo grancanario lo será en la terminal de salidas y en vallas rotativas exteriores.

El consejero delegado de la Sociedad de Promoción Exterior de Lanzarote, Héctor Fernández, explica que esta acción nace de la “necesidad de mejorar el posicionamiento del destino Lanzarote en un mercado tan cercano y que ofrece tantas posibilidades como es el canario”. En este sentido, el Análisis de Turismo Interior de Promotur correspondiente al ejercicio 2014 especifica que Tenerife fue la isla que lideró la llegada de canarios procedentes de otras islas con 162.997 turistas, seguida por Gran Canaria, con 133.925, y de Fuerteventura, con 130.925. Lanzarote ocupó el cuarto lugar, con 72.379 turistas canarios, “circunstancia que se justifica, fundamentalmente, en las escasas conexiones marítimas y en altas tarifas de los vuelos que nos conectan con otras islas”.