• Inicio »
  • SOCIEDAD »
  • Tías dedica una escultura homenaje a la llegada del agua al sur de Lanzarote cuando se conmemoran los 50 años del gran aljibe y mareta que abasteció la comarca
Tías dedica una escultura homenaje a la llegada del agua al sur de Lanzarote cuando se conmemoran los 50 años del gran aljibe y mareta que abasteció la comarca

Tías dedica una escultura homenaje a la llegada del agua al sur de Lanzarote cuando se conmemoran los 50 años del gran aljibe y mareta que abasteció la comarca

Este lunes 22 se conmemora el Día Mundial de la Tierra. Desde esta semana está visible la nueva escultura que el Ayuntamiento de Tías ha levantado en un lugar histórico del municipio donde hace ahora medio siglo se construyó el gran aljibe que abasteció de agua a la población rural de este municipio, que vivía de la agricultura y donde aún el turismo estaba en embrión.

En Lanzarote contar con agua para la subsistencia de la vida era vital. Se pusieron en marcha, durante la primera mitad del pasado siglo XX las instalaciones hidráulicas de las galerías de Famara (en el norte de Lanzarote) que abastecía de agua a la capital Arrecife. Pero, en el sur de la isla, la escasez del agua obligaba a la población a emigrar a la capital conejera.

Entonces, se puso en marcha la construcción de un ingenio hidráulico para abastecer de agua procedente de la lluvia a la población residente en el sur de la isla, teniendo a Tías como principal núcleo poblado de la comarca sur de Lanzarote. A finales del año 1968 se culminaría la obra de canalización de las aguas procedentes de las maretas horadadas casi en la cima de Montaña Blanca y depositadas en un gran aljibe construido en la actual Avenida Central de Tías.

Esta obra hidráulica, con las pocas maquinarias y recursos para esa época, significó un hito importante en la historia rural de Tías. Un año antes se había construido el primer hotel en La Tiñosa (origen de Puerto del Carmen) pero aún el agua canalizada no estaba presente ni llegaba hasta la comarca sur de Lanzarote.

El grupo de Gobierno de Tías, liderado por el alcalde Pancho Hernández, encargó al joven escultor nacido en Tías Julián Bermúdez Mesa que recreara en una escultura este simbolismo de la llegada del agua a Tías, justo cuando se conmemoran los 50 años de aquel hito importante.  Tras varios meses de trabajo, Bermúdez Mesa ha entregado al Ayuntamiento su escultura- donde recrea a una campesina real de Tías guindando agua- que ya desde esta semana se exhibe en el mismo emplazamiento donde en su subsuelo se ubica la gran aljibe que abasteció de agua de lluvia a la población local.

Julián Bermúdez, que concluyó sus estudios de escultura en la Escuela de Arte Pancho Lasso, en Lanzarote, formó parte del equipo de artistas que bajo la dirección del escultor británico Jason deCaires, realizó las figuras del Museo del Atlántico en las aguas de Papagayo, en el sur de Lanzarote. Desde hace cinco años Bermúdez Mesa reside en Inglaterra donde trabaja con el equipo multidisciplinar de Jason deCaires para sus obras artísticas presentes en muchas partes del mundo.

Para la escultura homenaje a la Cultura del Agua, que ya se exhibe en la Avenida Central de Tías, Julián Bermúdez se fijó en una campesina real residente en el pueblo de La Asomada para realizar a tamaño real el molde para su nueva obra artística. La escultura, con técnica mixta, ha sido ejecutada en función en frío. La obra recrea a esta mujer rural, campesina, guindando agua del aljibecon un balde amarrado a una soga.

En estas semanas atrás operarios del Ayuntamiento de Tías han realizado los trabajos de embellecimiento de la zona donde, desde ahora, está erigida esta escultura que recuerda la llegada y almacenamiento del agua al centro de Tías, en aquellas décadas pueblo que vivía de la actividad agrícola vinculada a los cultivos de los tomates y cebollas.

“Una placa conmemorativa, con un texto recopilado con la historia del lugar y la llegada del agua a Tías, extraída del libro El Postigo de Tías, refleja esa dura etapa que muchos hijos e hijas de Tías vivieron y aún recuerdan”, destaca el alcalde Pancho Pancho Hernández en su dedicatoria a esta escultura homenaje que ve la luz coincidiendo con el Día Mundial de la Tierra, donde el agua hizo posible la vida y evolución humana.