<strong>Chelsea Manning: “La gente no quiere  vivir en jaulas, desconectadas”</strong>

Chelsea Manning: “La gente no quiere  vivir en jaulas, desconectadas”

La ceremonia se celebró en la noche de este jueves en el Audiorio de Tenerife  con la presencia de Owen Jones y Pussy Riot, entre otros, además de Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias

El Auditorio de Tenerife acogió en la noche de este jueves, 16 de junio, la gala de entrega de los premios Alan Turing, en la que más de un millar de asistentes pudieron disfrutar de la ceremonia de unos galardones que nacieron en el marco del Culture & Business Pride con el objetivo de reconocer a figuras del colectivo LGTBIQ+ que han luchado a favor de los derechos y de la visibilidad de todos los seres humanos sin importar género ni condición.

La introducción de la noche llegó con una alfombra roja muy concurrida, entre admiradores y medios de comunicación,  por la que desfilaron las personalidades y premiados de esta quinta edición. 

Esta cita de 2022 fue presentada por Cayetana Guillén Cuervo  y Boris Izaguirre y contó con la presencia de Chelsea Manning y, Pussy Riot, entre otros, además de Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias, Pedro Martín, presidente del Cabildo de Tenerife, y José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz de Tenerife.

Culture and Business Pride cuenta con el patrocinio de Cabildo de Tenerife a través de Turismo de Tenerife, Organismo Autónomo de Cultura (OAC) y Organismo de Fiestas y Actividades Recreativas del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, y Promotur Turismo de Gobierno de Canarias.

El periodista de El Mundo, Javier Cid, fue el encargado de ofrecer el discurso de bienvenida.

El primer galardonado en recoger su premio, en este caso en la categoría Colors, fue Rain Dove, modelo, actor y activista estadounidense, mejor conocido por su trabajo de manera subversiva, como modelo no conforme con el género, que se presenta alternativamente como hombre y mujer en sesiones de fotos, producciones y pasarelas.

A continuación llegaría el turno para el político polaco Robert Biedron, galardonado con el Premio Especial, por su labor social e institucional en campañas contra la homofobia. Recibió el galardón de la mano de Juan Fernando López Aguilar.

El tercer premiado de la noche fue Felipe Cárdenas, quien recibió el reconocimiento Premio Organización Internacional, entregado por Eduardo López Collazo.

El Premio People

El Premio People, de la mano del periodista Javier Cid, fue este año para Owen Jones, comentarista, columnista y escritor británico, uno de los autores más influyentes dentro del movimiento de izquierdas del Reino Unido.

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Santa Cruz, Gladis de León, fue la encargada de entregar el Premio Icon a Conchita Wurst.

Este 2022 el Premio Arte fue para Gilbert & George, quienes no pudieran estar en la Gala pero sí mostraron su agradecimiento a la organización y todo los asistentes través de un vídeo saludo.

La directora insular de Turismo, Laura Castro,  y el consejero delegado de Turismo de Tenerife, David Pérez, fueron los encargados de entregar el premio Compromiso, recogido por Miguel Sanz en representación de TurEspaña,

El siguiente en subir al escenario fue Saúl Castro, en representación de Amnistía Internacional, distinguido con el Premio Organización Social, que fue entregado por el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez.

Uno de los momentos destacados de la ceremonia fue la entrega del Premio Espíritu, por parte de Pedro Martín, presidente del Cabildo de Tenerife, a las cantantes y activistas rusas Pussy Riot.

El último galardón de la noche, bajo la denominación de Premio Life, fue entregado por el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y recayó en la figura de Chelsea Manning,  exanalista del Ejército de EE UU y en la actualidad activista LGTBI después de pasar siete años en una prisión estadounidense.

En su intervención, Manning destacó la necesidad de las personas de mantenerse unidas, conectadas: “Lo que ocurre en una cárcel es que las personas pierden la conexión con sus amigos. Y la gente no quiere vivir en jaulas, desconectadas”.

La ceremonia concluyó con el cierre de la gala por parte de Cayetana Guillén Cuervo  y Boris Izaguirre y la actuación en directo de la cantante Conchita Wurst.