El Centenario de don José

El Centenario de don José

María Dolores Corujo

No hay forma más profunda y acertada de recordar a un escritor que leyendo su obra. Por eso, el pasado 16 de noviembre, niños y niñas de 9 y 10 años de edad leyeron de forma simultánea a José Saramago en sus colegios en Portugal, Brasil y las Islas Canarias.

Con este sencillo gesto, dio comienzo la celebración del Centenario del Premio Nobel de Literatura, que se prolongará hasta el 16 de noviembre de 2022. Será un año de actividades de todo tipo para honrar la memoria de un ser humano extraordinario.

Lanzarote le nombró Hijo Adoptivo, la Comunidad Autónoma le distinguió con el Premio Canarias en su modalidad Internacional y en Tías estableció su residencia, ‘A Casa’. Por estas razones, el Cabildo Insular, junto al Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Tías, hemos confeccionado un programa conmemorativo conjunto de la efeméride, de la mano de la Fundación José Saramago.

En tan altas ocasiones como esta, las instituciones públicas debemos esmerarnos aún más para coordinarnos y honrar como se merece a una figura de la talla de Saramago. Además, estamos obligados a hacerlo desde el respeto a la Fundación que creó y que es la legítima depositaria de su legado.

El Centenario nos permite refrescar que el escritor constituyó su Fundación para la defensa y la divulgación de la literatura contemporánea, y la defensa y la exigencia del cumplimiento de la Carta de los Derechos Humanos, además de la atención que debemos, como ciudadanos responsables, al cuidado del medio ambiente.

No debe extrañarnos que sea así, puesto que José Saramago fue un hombre comprometido con su tiempo, un defensor de la justicia social y la igualdad, y un auténtico agitador cultural y de consciencias que apostó en todo momento por la necesaria y positiva transformación de la sociedad.

Por eso mismo, la elección del cuento La flor más grande del mundo para abrir el Centenario hace justicia a los valores que inspiraron a Saramago durante su vida. Es la historia de un niño que, al encontrar una flor marchita, comienza a buscar agua por el mundo, se aleja de su casa y atraviesa paisajes desconocidos buscando la forma de salvar la flor.

El Centenario nos permite celebrar la vida y obra de José Saramago en todas sus dimensiones como escritor y pensador, y reforzar aún más su presencia en la historia cultural y literaria en Lanzarote, su isla de acogida. Nos permite honrar a un Hijo Adoptivo de Lanzarote con proyección universal.