• Inicio »
  • GRAN CANARIA »
  • Héctor González: “Debemos agradecer las influencias exteriores que han enjuagado nuestra tradición”
Héctor González: “Debemos agradecer las influencias exteriores que han enjuagado nuestra tradición”

Héctor González: “Debemos agradecer las influencias exteriores que han enjuagado nuestra tradición”

El solista lagunero actúa, junto a Mariví Cabo, en la Fundación Nanino Díaz Cutillas el día 28 de mayo, a las 19:00 horas.

Héctor González Pérez lleva más de 30 años en Los Sabandeños, grupo del que fue director musical en 1989 para ser más tarde sustituido por el compositor y timplista Benito Cabrera. Además de reputado solista en el panorama de las voces masculinas de Canarias, este lagunero y afamado folclorista, director musical del grupo Atlantes y Achamán, formó parte de La Parranda de Cantadores, en la que figuraron como solistas, entre otros, Olga Ramos, Calaya Rodríguez, Fabiola Socas, Dacio Ferrera, Héctor González o José Manuel Ramos.

El día 28 de mayo, a las 19:00 horas, actuará junto a Mariví Cabo en la Fundación Nanino Díaz Cutillas, centro que gestiona en el municipio de Ingenio la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario. Con una formación que contempla timple y guitarra con Lucas Rojas y Juan Pablo Pérez de intérpretes, ofrecerá al público una entrañable y variada muestra de folclore tradicional con los palos típicos. “Con Mariví Cabo haré canciones del nuestro propio repertorio inspirado en Canarias y Sudamérica. Será un concierto de tú a tú, cercano e íntimo con el público”, promete el cantante tinerfeño. Su recital se incluye en el programa previsto por la citada fundación con motivo del Día de Canarias.

Precisamente a Nanino lo conoció siendo muy joven. “En la segunda etapa de Tenderete participé con Achamán en un programa, junto al grupo Añoranza. Siempre fue una figura determinante para mí y a la que debo entrañables recuerdos”, señala González, que en 2008 participó en la XIX edición del popular Memorial Díaz Cutillas, celebrado ese año en Gáldar.  

Sus orígenes musicales son dispersos y no ha tenido el solista una relación muy estrecha con la música. A los doce años le regalaron una guitarra y su bisabuela estaba emparentada con el cantante lagunero de la Rosa. Además, su padre compartía afición musical con los miembros de Los Sabandeños. Héctor González, miembro de Achamán desde los años setenta, recuerda cómo se vio obligado con otros compañeros a inventarse un sistema musical de escritura hasta que un día un seminarista se prestó a enseñarles el lenguaje de las partituras. “Cinco de nosotros empezamos a finales de los 70 a hacer música inspirada en lo que se escuchaba en ese momento y constituimos lo que más tarde será el grupo Achamán, que aún sigue activo”, recuerda. 

Profesor de Armonía en La Laguna y coordinador de la Escuela de Folclore de Buenavista del Norte, el cantante tinerfeño, asegura que “antes la juventud canaria o se dedicaba a jugar al fútbol o al folclore. Ahora todo es distinto. La juventud tiene mucha más información y más cosas a las que atender; existe una oferta más amplia que proporciona internet, así como nuevos métodos y posibilidades para hacer y grabar música sin salir de casa. Queda un reducto que se acota a los jóvenes que poseen una cierta tradición o que están motivados por un entorno en el que se vive la música popular o folclórica. El folclore debería estar incluido en el currículo escolar para que no perdamos nuestra propia identidad. También los que nos dedicamos a ello debemos poner más énfasis, jerarquía y coherencia a la hora de transmitir la tradición de raíz de Canarias”, añade.

Con el grupo Atlantes, integrado por músicos y cantantes que habían pasado por distintas agrupaciones folclóricas, es con el que más se siente identificado Héctor González. “Tiene una forma distinta de entender la música popular de una manera libre y hace la música que le apetece en cada momento”, aclara. 

“En Canarias debemos agradecer las influencias exteriores que han enjuagado nuestra tradición. Ese mestizaje con Sudamérica desde las rancheras a las sambas argentinas nos ha aportado mucha frescura. Esos estilos viven con nosotros desde hace mucho tiempo y son parte de nosotros. Siempre he sido partidario de mantener nuestro folclore tradicional sin recurrir a demasiadas aportaciones superfluas que lo dañen. Se debe de conservar tal como lo hemos concebido a lo largo de tantos años. Los canarios hemos sido cosmopolitas en muchos aspectos, y en la música también. Es absurdo atarse las manos para no hacer cosas diferentes, pero ese impulso no hay que confundirlo con lo que es el folclore”, aclara.

Como productor musical ha trabajado Héctor González desde el año 2000 en varias producciones de Los Sabandeños, aunque antes formó parte del equipo de los recordados estudios Manzana. Explica que un productor es el que otorga “coherencia a un trabajo discográfico, buscando la identidad del mismo. A raíz del nacimiento de Atlantes decidimos montar nuestro propio estudio sin excesivas pretensiones profesionales”.  

Sobre el futuro del disco González señala que “a cualquier intérprete le gusta registrar su trabajo en soporte físico, a modo de tarjeta de presentación. Ahora se vende a través de las redes y las plataformas en streaming. A lo largo del verano esperamos poder tener terminado nuestro próximo disco”, concluye el cantante.               

El concierto de González y Cabo se celebra con motivo del Día de Canarias en la sede de fundación citada (antigua Casa del Obispo, en El Carrizal) y se desarrolla con carácter gratuito y reserva de entrada, que deberá formalizarse a través de la dirección https://tureservaonline.es/organizers/fndc

El citado acto podrá seguirse el lunes, día 1 de junio, a través de las redes de la Fundación Nanino Díaz Cutillas, del ayuntamiento de Ingenio, de la cadena Este Canal y de CRI Canarias.