• Inicio »
  • LETRAS »
  • EUDALD CARBONELL, PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS, DISERTARÁ SOBRE EVOLUCIÓN HUMANA Y CONCIENCIA OPERATIVA EN LA FUNDACIÓN CÉSAR MANRIQUE
EUDALD CARBONELL, PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS, DISERTARÁ SOBRE EVOLUCIÓN HUMANA Y CONCIENCIA OPERATIVA EN LA FUNDACIÓN CÉSAR MANRIQUE

EUDALD CARBONELL, PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS, DISERTARÁ SOBRE EVOLUCIÓN HUMANA Y CONCIENCIA OPERATIVA EN LA FUNDACIÓN CÉSAR MANRIQUE

El próximo martes, 7 de mayo, a las 19:00 horas, en la sala José Saramago de la Fundación César Manrique (FCM), en La Plazuela de Arrecife, el Premio Príncipe de Asturias Eudald Carbonell impartirá la conferencia titulada “Evolución humana y conciencia operativa”, organizada en el marco de la programación de actividades conmemorativas del centenario del nacimiento de César Manrique que desarrolla la Fundación que lleva su nombre.

La intervención de Carbonell se incluye en el ciclo de conferencias magistrales “Pensar los límites de nuestro tiempo”, que fue inaugurado por Fernando Savater el pasado 25 de abril y continuará a lo largo del año con la participación de Sonia Fernández Vidal, Eduardo Martínez de Pisón, Marina Garcés y Cristina Almeida.

Eudald Carbonell abordará en su conferencia cómo el ser humano es el resultado progresivo de la evolución de la materia y la energía. Planteará que, en cuanto humanos, somos una singularidad del espacio tiempo. Lo abiótico y lo biótico se han fusionado para dar lugar a una cascada de adquisiciones que ha dado complejidad dimensional a nuestro género: el género Homo, capaz de incrementar su sociabilidad gracias al desarrollo técnico. A juicio de Carbonell, esta evolución le ha permitido al ser humano generar conciencia operativa y finalmente una conciencia crítica de especie. Solamente una evolución responsable y un progreso consciente permitirán, en su opinión, que los humanos podamos seguir viviendo en el planeta.

El foro “Pensar los límites de nuestro tiempo” está integrado por seis conferencias interdisciplinares destinadas a reflexionar sobre los cambios físicos y sociales que está sufriendo el planeta, sobre la progresiva toma de conciencia de la existencia de límites biofísicos que nos reclaman un nuevo paradigma de relación con el mundo y entre las personas, en el marco de la cuarta revolución industrial y a las puertas de la segunda revolución tecnológica. Los ponentes pensarán el presente desde diversos ángulos disciplinares y desde anclajes reflexivos que compaginarán la mirada retrospectiva sobre el ser humano y la colectividad con el análisis de las dinámicas presentes y, en algunos casos, la prospectiva de futuro.

Las aportaciones que compartirán con la audiencia estarán planteadas desde distintos ámbitos del conocimiento como la filosofía, la antropología, arquitectura, la geografía humana, la ética, la física cuántica y el derecho.

Eudald Carbonell es Prehistoriador y licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Barcelona (1976). Se doctoró en geología del Cuaternario en la Universidad Pierre et Marie Curie Paris VI (1986) y en geografía e historia en la Universidad de Barcelona (1988). Es colaborador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En 1988 se incorporó como profesor en la Universidad Rovira i Virgili (hasta el 1991), de donde es catedrático de prehistoria desde 1999. En esta institución impulsó un equipo de investigación interdisciplinario que se materializó en la creación del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) en 2004, que dirigió hasta 2015.

Ha realizado numerosas excavaciones en yacimientos europeos y africanos, entre las que destacan las de Atapuerca y la del L’abric Romaní. Patrono fundador y vicepresidente de la Fundación Atapuerca, es codirector de las investigaciones y excavaciones de los yacimientos de la sierra de Atapuerca desde 1991, junto a José María Bermúdez de Castro y Juan Luis Arsuaga.

Ha sido nombrado profesor distinguido de la Universidad Rovira i Virgili (2003), y es miembro del Capítulo español del Club de Roma y de la Academia de Ciencias de Nueva York. En 1997 le fue concedido el premio Príncipe de Asturias en representación del equipo de Atapuerca. En el año 2000 recibió la Medalla Narcís Monturiol al mérito científico, entregada por la Generalidad de Cataluña, y en 2009 fue galardonado con el Premio Nacional de Cultura.