• Inicio »
  • TEATRO »
  • ‘Shakespeare para ignorantes’, una inteligente parodia dirigida por Quico Cadaval en el Auditorio de Teror
‘Shakespeare para ignorantes’, una inteligente parodia dirigida por Quico Cadaval en el Auditorio de Teror

‘Shakespeare para ignorantes’, una inteligente parodia dirigida por Quico Cadaval en el Auditorio de Teror

El día 18 de octubre, el actor y director gallego, junto al dúo cómico Mofa y Befa, interpreta esta obra que ha sido definida como “un producto didáctico en estado puro sobre el zoólogo que mejor conoció la especie humana”

El dramaturgo, actor y director teatral gallego Quico Cadaval dirige el día 18 de octubre en el Auditorio de Teror, el peculiar montaje titulado ‘Shakespeare para ignorantes’, una divertida, pedagógica e inédita propuesta escénica planteada alrededor de varios textos del celebérrimo autor inglés. En la única función prevista a las 20.30 horas, Cadaval estará acompañado por el dúo Mofa y Befa, integrado por los actores cómicos Evaristo Calvo y Víctor Mosqueira.

‘Shakespeare para ignorantes’ es una antología que los tres actores definen como “un producto didáctico en estado puro”. A partir de materiales procedentes de la producción teatral de William Shakespeare como Macbeth, Ricardo III, Pericles, príncipe de Tiro, El Rey Lear, Hamlet, Julio Cesar, Romeo y Julieta, Otelo, Como gusteis, Cimbelino y Medida por Medida, el director de la obra plantea toda una ingeniosa trama para demostrar al público que los textos del inglés aún tienen vigencia hoy en día, y pueden servir a modo de valiosos recursos para resolver problemas de su vida privada, laboral o pública.

Quico Cadaval, que recuerda que a Shakespeare “nada de la condición humana le fue indiferente, hasta tal punto que muchos afirman que fue el zoólogo que mejor conoció la especie humana”, explica que la obra en la que comparte escenario con los dos cómicos, pone al descubierto “las intimidades más vergonzosas, los actos más deshonestos, las villanías más astutas y los mecanismos más ocultos del mal, donde tampoco faltan asesinos, mendigos, bufones, conspiradores, cornudos, chivatos, oportunistas, chulos, torturadores… en definitiva, todos los personajes que nunca tienen protagonismo, tienen ahora la oportunidad de mostrarse en primer plano”.

Durante el montaje los tres actores nos irán desentrañando los significados shakesperianos, con especial atención a sus aplicaciones útiles en situaciones de la vida real, y con especial atención al mundo de los asesinatos desde todas sus vertientes posibles (el asesinato premeditado, el asesinato accidental, el asesinato a sueldo…) y buscando su utilidad en el mundo real (especialmente aplicados a la pequeña, mediana y gran empresa).

GUIÑO A LA SOCIEDAD ACTUAL

La obra da comienzo cuando un ilustre profesor se presenta ante la audiencia para pronunciar una conferencia sobre el popular dramaturgo inglés, en la que hay lugar para hablar no sólo de Shakespeare y teatro isabelino, sino también de la propia sociedad actual. Presumidamente, la conferencia pretende ser una amena exposición para el público con conocimientos menos que básicos de la inmortal obra del conspicuo bardo.

Con la complicidad de esos sketches de humor absurdo que ofrecen los dos cómicos de Mofa y Befa (que se desdoblan en unos cincuenta personajes visibles, invisibles y de cualquier sexo, raza y condición social) el público asiste a una inteligente parodia en la que no sólo se destroza (en el buen sentido del término, claro está)  la obra de Shakespeare, sino que la recuperan en un saludable ejercicio de deconstrucción acercándola a la realidad actual. El texto, que el propio Cadaval interpreta y dirige, funciona por la mordacidad con que está escrito, lanzando guiños envenenados a la sociedad en la que vivimos.

Cadaval es un autor audaz e ingenioso, que busca el humor inteligente desde lo aparentemente fácil, y este texto (Premio María Casares 2010 al Mejor Texto Original) no es una excepción, porque en él se cuenta la cosa más estrambótica e increíble posible con la mayor seriedad imaginable también. Con ayuda de apenas una mesa, una silla, una cortina y un baúl cargado de elementos varios, Quico Cadaval nos sorprende con este juego escénico en el que el público se parte literalmente de risa.

En 2013, Shakespeare para ignorantes fue uno de los espectáculos protagonistas de la 36º edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, donde obtuvo un gran éxito de crítica y público, agotando todas las localidades disponibles.

Las entradas para el montaje Shakespeare para ignorantes podrán ser adquiridas al precio de 12 euros en la taquilla del Auditorio de Teror dos horas antes de cada función, así como los martes y los jueves, de 18.00 a 20.00 horas, así como en la página de venta on-line www.entrees.es