• Inicio »
  • ISLAS »
  • El proyecto museográfico del futuro MUBEA se dará a conocer en el Congreso de Museos de Canarias
<strong>El proyecto museográfico del futuro MUBEA se dará a conocer en el Congreso de Museos de Canarias</strong>

El proyecto museográfico del futuro MUBEA se dará a conocer en el Congreso de Museos de Canarias

Los conservadores del Cabildo grancanario avanzan en La Palma en el discurso expositivo del futuro Museo de Bellas Artes, un centro vivo y sostenible, conectado con el territorio

Las líneas maestras de la exposición permanente del futuro MUBEA Gran Canaria. Museo de Bellas Artes que el Cabildo grancanario espera abrir en 2024 en la capital grancanaria, serán expuestas el día 26 de mayo por el equipo que trabaja en la actualidad en el proyecto museográfico de dicho museo, en una comunicación que será presentada en el marco del III Congreso de Museos de Canarias que se celebra en la isla de La Palma.

La comunicación, que será defendida por los conservadores de la Casa de Colón Carlos Castro, Mave Delisau, José Alejandro Díaz, Octavio Pineda y Francisco Javier Pueyo, pone en valor y proyecta la importancia de las colecciones de bienes culturales que custodia el Cabildo. Francisco Javier Pueyo y el equipo de conservadores que trabajan en la dotación de contenido del nuevo espacio museístico son conscientes de que la premisa es presentar nuevas formas de mirar, valorar y comprender las realidades del arte en Canarias.

‘El programa de la exposición permanente del MUBEA Gran Canaria. Procesos y dinámicas de trabajo’ es el título de la comunicación que se presenta en el mencionad congreso. “La exposición permanente del MUBEA se convertirá en un testimonio vivo de nuestra producción cultural pasada, presente y con proyección de futuro”, explica Francisco Javier Pueyo, quien asegura que se trata de “un proyecto abierto que permite a los diversos públicos la interrogación directa sobre sus piezas y las relaciones que entre ellas se presentan, así como la elaboración de conclusiones y reflexiones autónomas”.

Y es que la exposición permanente debe recoger los parámetros fijados en el ámbito geográfico y cronológico para posibilitar lecturas contrastadas que desemboquen en un modelo abierto, aunque dentro de un recorrido pautado. “En Canarias se han asumido y recreado los estilos artísticos en una suerte de sincretismo, con un lenguaje propio en ciertos momentos que hay que resaltar en nuestro discurso museográfico”, asegura el conservador, quien apuesta firmemente por “potenciar, en definitiva, un patrimonio artístico único, reconocible y de indudable valor cultural y económico”.

Un nuevo museo, una nueva mirada

El MUBEA Gran Canaria Museo de Bellas Artes nace como una nueva propuesta para un nuevo museo, resultado de una intensa actividad de investigación y de catalogación de la colección de bienes culturales del Cabildo de Gran Canaria. Por eso, siguiendo el objetivo del equipo de expertos que lo dotará de contenido, se centra en construir “un museo vivo, transformador, abierto, sostenible, conectado con el territorio y con el momento actual en el que surge”. Los conservadores son conscientes de la necesidad de una modernización museográfica sin dejar de lado el original conservado.

El equipo de conservación tiene clara la necesidad de “una nueva mirada al relato del arte en Canarias y a nuestra producción cultural de forma equilibrada entre la estructura informativa y la narrativa”, prosigue explicando Pueyo. Para ello, habrá que crear un nuevo sistema de comunicación que favorezca los pequeños relatos, intentado presentar una realidad construida con múltiples lenguajes para favorecer las lecturas autónomas.

Cinco ejes

La exposición permanente del MUBEA Gran Canaria se estructurará finalmente en cinco grandes ejes que permiten ofrecer y elaborar un relato más armónico y coherente de las colecciones de bienes culturales del Cabildo de Gran Canaria. Se han denominado de la siguiente manera: ‘cimientos de identidad’, ‘encrucijada atlántica’, ‘vientos de cambio’, ‘experimentación y resistencia’ y ‘horizontes múltiples’.

El discurso

En el discurso de la exposición se concentrarán casi todos los resultados de la institución. Es la de los apartados más complejos, según los conservadores, ya que intervienen en ella multitud de factores asociados a los objetos físicos y a los propios profesionales que la realizan. “Del éxito del discurso planteado depende fundamentalmente la supervivencia y la capacidad transformadora del museo”, afirma tajante Francisco Javier Pueyo.

El MUBEA Gran Canaria albergará en sus salas de exposición permanente elementos paradigmáticos de la identidad social y cultural canaria. Será un mundo simbólico creado, ordenado, conservado y expuesto que mostrará, en definitiva, su propia verdad. Es importante el hecho de que estará inserto en un espacio emblemático, como el Hospital de San Martín, en Vegueta. El relato museístico será entonces trascendente para la comprensión de nuestro pasado y percepción del presente, con la gran oportunidad de convertirse en algo vivo, que pueda emocionar más allá de la cotidianeidad y permita construir cultura.

Dinámicas de trabajo

Para desarrollar el complejo programa que requerirá la configuración de la exposición permanente del MUBEA, se ha establecido una metodología de trabajo, partiendo de lo planteado en el Plan Museológico del Ministerio de Cultura y Deporte de 2005, adaptándolo a este caso en particular, y por supuesto, teniendo en cuenta los años transcurridos.  Así pues, el plan se articula en tres fases, con varios apartados que se trabajan a la vez, generando distintas dinámicas en múltiples sentidos.

La fase 1 será la definición del discurso conceptual de la exposición permanente, es decir, las colecciones que la forman y la condicionan, las relaciones con el programa arquitectónico, el esquema básico de montaje y la transmisión de la información. En una segunda fase se llevará a cabo la implementación y desarrollo de los transmisores de información, lo que incluye también desacoplamientos con el programa arquitectónico, diseño de montaje, ajustes y correcciones. Por último, en la fase 3 se pondrá todo en relación con el resto de programas en funcionamiento; se desarrollarán las licitaciones y se coordinará el proceso de traslado y realización efectiva del proyecto.