Llega a la SIT ‘TheRoomToBe’

Llega a la SIT ‘TheRoomToBe’

Reflexión de Burka Teatro sobre una vida de 24 horas.

Único pase el próximo 21 de noviembre a las 20.30 horas. 

A un precio de 10 euros, las localidades para este espectáculo están ya disponibles en la web www.salainsulardeteatro.com y en la taquilla del Teatro Cuyás (puede solicitarse cita previa en el teléfono 928432181 o en la web www.teatrocuyas.com). Además, hora y media antes de las funciones, lo estarán también en la taquilla de la propia SIT (Avenida Primero de Mayo, s/n, Las Palmas de Gran Canaria). 

La nueva propuesta de Aranza Coello y Burka Teatro, ‘TheRoomTobe’, desembarca en la Sala Insular de Teatro (SIT) para hacer reflexionar al público sobre cuestiones absolutamente trascendentales, o banales, pero a las que esta compañía canaria logra revestir también de cierta trascendencia. 

¿Cuánto dura el duelo por la muerte de un ser querido? ¿Cuánto el desamor? ¿Cuánto soñar con el desconocido del ascensor? ¿Cuántas veces se estará repitiendo en el mundo, al mismo tiempo, un beso, una lágrima o un accidente de tráfico? ¿Qué hace que una persona se detenga en un semáforo de la gran ciudad y cierre los ojos?, se preguntan en ‘TheRoomToBe’, un montaje recomendado para mayores de 14 años

‘TheRoomToBe’ hace un paralelismo con la vida de solo 24 horas de un insecto, la ephymera, y gira en torno a cuatro personajes funambulistas, piezas permutables de en continuo e impreciso equilibrio. De esa forma, los actores “jugarán con los recuerdos prestados, en un rol y el opuesto, de manera sistemática; entrando y saliendo de los cuatro personajes tipo”.  

“¿Dejará un poso en cada cual este trasiego o es posible salir indemne del juego de lo efímero?”, se preguntan los artífices de esta pieza donde la palabra y la danza actúan como “vehículos románticos” e “imaginario” donde sumergir la soledad y el terror a morir solos.  

“El vértigo del abismo, de la conciencia del final más cercano o lejano hace que los personajes se busquen sin encontrarse, construyendo escenas efímeras en busca de lo eterno”, explican, para, finalmente, interrogar al espectador: ¿es menos perdurable lo efímero?